La DPZ comienza el arreglo de la carretera CV-314 entre Movera y Pastriz

La DPZ ha comenzado hoy el arreglo de la carretera CV-314 entre Movera y Pastriz
DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA
Publicado 16/07/2018 14:01:02CET

ZARAGOZA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Zaragoza ha comenzado este lunes el arreglo de la carretera provincial que conecta Movera y Pastriz, la CV-314. Las obras se adjudicaron por 1,4 millones de euros, está previsto que se terminen este mismo año y permitirán acondicionar una vía que actualmente carece de arcenes y presenta varios puntos conflictivos.

"La carretera de Pastriz soporta un volumen de tráfico importante y además es utilizada por los autobuses urbanos de Zaragoza y por los del consorcio metropolitano de transporte", ha destacado el diputado delegado de Vías y Obras de la DPZ, Francisco Compés.

Sin embargo, en el tramo Movera-Pastriz, que es el que se va a acondicionar, "carece de arcenes, los carriles son estrechos y a los dos lados de la vía hay numerosos obstáculos que suponen un peligro para los conductores en caso de accidente". En este sentido, Compés ha recordado que el arreglo de esta vía es "una demanda histórica" de los vecinos de Pastriz.

En concreto, la Diputación de Zaragoza va a arreglar la carretera CV-314 en los 2,7 kilómetros que discurren entre el centro deportivo de Movera y la entrada al casco urbano de Pastriz. En un primer tramo, la carretera tendrá una anchura de seis metros con arcenes de otros dos metros, mientras que en el resto del trazado la calzada contará con siete metros de anchura con arcenes de metro y medio y bermas de un metro.

No obstante, al paso por la ermita de Nuestra Señora de Movera, por el polígono industrial de Pastriz, por dos paradas de autobús y por una construcción que debe ser respetada habrá que modificar algo ese planteamiento general para adaptarlo al espacio existente.

Los trabajos también incluyen la renovación integral del firme de la carretera y la reposición de los servicios afectados por las obras: acequias, escorrederos, una línea telefónica, varias farolas del Ayuntamiento de Zaragoza y canalizaciones y líneas eléctricas de media y baja tensión.

Las obras salieron a concurso por 1,6 millones de euros y fueron adjudicadas por 1,4 millones a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Ideconsa y Excavaciones Hermanos de Pablo. Si no surgen imprevistos, los trabajos se terminarán antes de final de año.