Educación trabaja en un protocolo para evitar las excesivas temperaturas en las aulas aragonesas

 

Educación trabaja en un protocolo para evitar las excesivas temperaturas en las aulas aragonesas

Aula de Educación Infantil
GOBIERNO DE ARAGÓN
Publicado 16/06/2017 14:53:56CET

ZARAGOZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha anunciado que se está trabajando en un protocolo para evitar las excesivas temperaturas en las aulas en situaciones de ola de calor, como la que está teniendo lugar estos días en España, si bien ha precisado que no se podrá implantar hasta el curso que viene.

En respuesta a una pregunta parlamentaria en el pleno de las Cortes autonómicas, formulada por la diputada de Ciudadanos, Susana Gaspar, la consejera ha señalado que se trata de un problema que se origina cuando tienen lugar olas de calor prolongadas y si bien una solución podría ser instalar aparatos de aire acondicionado, ha opinado que probablemente "no es la mejor" medida.

Por eso, ha explicado que junto con la Inspección educativa y de las unidades de servicios técnicos se va a analizar la situación de cada centro educativo "para ir elaborando las medidas" oportunas y tener ese protocolo, que ya no da tiempo a implementar este curso, que finaliza en unos días.

En este sentido, ha detallado que la situación difiere según los centros ya que en los más antiguos "hay problemas en las cubiertas, en las que hay que intervenir", mientras que en los nuevos los materiales poseen "mejores prestaciones térmicas" y cuentan con lamas exteriores y vidrios dobles, entre otras cosas, siguiendo el Código Técnico de la Edificación, así como con ventilación cruzada o sistemas para la renovación del aire.

La consejera ha añadido que una vez analizado cada caso se fijarán las soluciones técnicas y organizativas más adecuadas para cada centro y así "evitar" las consecuencias de esta ola de calor.

NO SON EXCEPCIONES

Por su parte, la diputada de Cs, Susana Gaspar, ha sostenido que estas situaciones "empiezan a no ser excepcionales", a causa del cambio climático, extendiéndose incluso a septiembre las "altas temperaturas" en la aulas por lo que hay que "afrontarlo y dar soluciones".

Gaspar ha recordado que hay una normativa que establece que los edificios públicos deben tener entre 21 y 22 grados cuando está puesta la calefacción y de 25 a 26 con aire acondicionado.

En este sentido, ha remarcado que la mayoría de los centros educativos no cumplen esta normativa y ha enfatizado en que "los colegios son los únicos edificios públicos que carecen de climatización", cuya instalación de forma generalizada ha reconocido que sería "costosa".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies