Endesa alcanza los primeros acuerdos con antiguos propietarios de Jánovas para la reversión de terrenos

Actualizado 22/10/2010 16:58:24 CET

HUESCA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Endesa y antiguos propietarios de Jánovas, Lavelilla y Lacort han alcanzado los primeros acuerdos para la reversión de terrenos expropiados en la década de los cincuenta para la construcción del embalse de Jánovas, situado en el tramo del río Ara comprendido entre las localidades oscenses de Fiscal y Boltaña y que nunca se llegó a construir.

Endesa inició el proceso de reversión en el año 2008 tras la resolución del Ministerio de Medioambiente de 16 de junio de ese mismo año por la que declaraba formalmente la extinción del derecho al aprovechamiento hidroeléctrico de Jánovas y se acordaba el inicio del procedimiento administrativo de reversión de terrenos.

La compañía ha llegado a acuerdos con diez propietarios a los que se revertirán 91 fincas que ocupan una superficie aproximada de 285.227 metros cuadrados. Estos acuerdos entre Empresa y particulares suponen un "significativo" avance del proceso de reversión ya que, con arreglo a lo estipulado en ellos, puede recogerse en la resolución por la que la Confederación Hidrográfica del Ebro concluirá estos diez procedimientos en el menor plazo posible.

Los firmantes recuperan así los derechos sobre los bienes que les fueron expropiados para la construcción de un embalse que nunca llegó a ejecutarse, indica Endesa en un comunicado.

Tras la firma del acuerdo, los diez propietarios podrán disponer de forma inmediata de los bienes, con el objeto de que puedan ir solicitando, si así lo estiman, las correspondientes licencias de adecuación de viviendas y terrenos de cara a su explotación futura.

La empresa, que ha tenido en cuenta la disminución de valor de los bienes para fijar los precios finales de la reversión, sigue manifestando su disposición al diálogo con cada uno de los propietarios y sigue manteniendo contactos con ellos y con la Administración para llegar a mutuos acuerdos que permitan agilizar la devolución de las propiedades, considerando como justiprecio el valor en que tales bienes están tasados.

Asimismo, Endesa está también en contacto con el Ayuntamiento de Fiscal para revertir las propiedades que en su día le fueron expropiadas.

A este proceso de reversión se añaden las actuaciones que en paralelo han llevado a cabo la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Fiscal y que se han materializado en la licitación del Plan de Desarrollo Sostenible y en la redacción, a través de un proceso participativo, de los planes especiales de los núcleos expropiados y del proyecto del Plan de Restauración del Río Ara, la mejora de accesos a los núcleos de Fiscal y Borrastre y la limpieza y desbroce de los núcleos de Lacort y Lavelilla.

ANTECEDENTES

Como consecuencia de la resolución del Ministerio de Medioambiente de 16 de junio de 2008, Endesa inició en el año 2008 el procedimiento de reversión a sus antiguos propietarios de los terrenos expropiados en la década de los cincuenta para la construcción del embalse de Jánovas, situado en el tramo del río Ara comprendido entre las localidades oscenses de Fiscal y Boltaña.

Los activos objeto de reversión, que engloban terrenos con una superficie de 2.700 hectáreas y varias decenas de edificaciones, fueron adquiridos por Eléctricas Reunidas de Zaragoza a la sociedad Iberdrola a finales de 1993.

La adquisición se llevó a cabo en el marco del acuerdo de intercambio de activos alcanzado entre Iberdrola y Endesa en ese mismo año.

La operación comprendió la compra de siete centrales hidroeléctricas situadas en el Alto Cinca, las instalaciones de transformación, transporte y distribución de la comarca de las Cinco Villas, sur de la comarca Gúdar-Javalambre y del Valle del Cinca y varias concesiones de aprovechamientos hidroeléctricos y diversas propiedades y terrenos entre los que se encontraban los activos de Jánovas.

Desde la adquisición de estos activos, Endesa ha mantenido la situación existente al tiempo de la compra, realizando las actuaciones urgentes y necesarias, sin que se hayan producido modificaciones.

Una vez conocida la resolución, y de acuerdo al procedimiento fijado por la Administración, Endesa está materializando su decisión de revertir estos activos a sus antiguos propietarios en virtud de los acuerdos de colaboración que ha desarrollado con instituciones públicas, en este caso la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Fiscal.

La decisión adoptada se enmarca en el compromiso que la Empresa, en el marco de las actividades de responsabilidad social que realiza, mantiene para el desarrollo social, económico y medioambiental de los entornos donde desarrolla sus actividades.

REVERSIÓN DE TERRENOS

Las labores de reversión se han iniciado con la restitución a sus antiguos propietarios de los terrenos e inmuebles situados por debajo de la cota 710, que corresponden a los activos incluidos en el expediente de expropiación forzosa que Iberdrola incoó ante la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Existen otra serie de terrenos, ubicados por encima de la cota 710, que no estaban afectos a la explotación y, que fueron adquiridos voluntariamente, cuyo tratamiento se realizará una vez finalice la reversión de los terrenos incluidos en el expediente de expropiación.