La estación de control del aire del Actur medirá el nivel de ozono y completa una red de siete equipamientos

El alcalde y la concejal Artigas en la estación de control del aire del Actur
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 14:38:40CET

Santisteve sostiene que para el Ayuntamiento es "clave" velar por la salud de los ciudadanos

ZARAGOZA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y la concejal de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, han visitado la estación de control del aire del Actur que medirá el nivel de ozono y las partículas en suspensión PM10, denominadas partículas torácicas menores de 10 micrómetros que pueden penetrar hasta las vías respiratorias bajas.

La estación del Actur se ubica en la calle Cineasta Carlos Saura y este emplazamiento se ha acordado con las asociaciones ecologistas y técnicos municipales "al ser el punto que mejor pueda dar datos de ozono", ha apuntado Artigas.

Esta estación se suma a una red de siete equipamientos distribuidos por la ciudad que es una cifra muy superior a los tres que exige la normativa europea.

En Zaragoza se vigilan los niveles de inmisión de contaminantes establecidos en la legislación europea y nacional y que son dióxido de nitrógeno (NOs), dióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono(CO), ozono (O3), partículas (PM10 y PM2,5) y sulfuro de hidrógeno (SH4).

"La ciudad está más que monitorizada sobre la legislación de la Unión Europea", ha enfatizado Artigas, para apostillar que además se trabaja en mejorar el sistema de predicción de la contaminación y poder anticipar con 48 horas episodios que puedan tener lugar para implantar medidas que se desarrollarán en un protocolo especifico que está en elaboración.

En declaraciones a los medios de comunicación, Artigas ha contado que las estaciones están colocadas de forma que una es más representativa en movilidad y otras en contaminación industrial. De esta forma, hay zonas más sensibles a unos contaminantes porque hay más tipo de esa contaminación.

"Toda la información de la red de se cuelga en la web municipal 'www.zaragoza.es' y en el panel informativo ubicado en la plaza Aragón, además se elabora un informe global de medidas anuales", ha precisado.

"Zaragoza cumple con todos los patrones que marca la Unión Europea y este espacio concreto es bueno para disponer de más datos", ha observado Artigas, quien ha aseverado que la ciudad "cumple todos estándares de la UE, desde hace muchos años, y también está muy bien sobre los estándares de la OMS que son más exigentes".

VELAR

El alcalde Pedro Santisteve ha declarado que para el Ayuntamiento de Zaragoza "velar" por la salud de los ciudadanos es "clave" y en ello tiene mucho que ver "sacar los vehículos diesel y el CO2 del centro de las ciudades".

En este sentido, ha considerado que la estación del Actur es un "elemento fundamental" en determinar el índice de contaminación para una zona de la ciudad que carecía de estos elementos de medición.

"Tenemos que trabajar porque 31.000 personas mueren por enfermedades respiratorias, que son más que por accidentes de tráfico y hay que poner solución de forma urgente", ha apremiado el alcalde.

A su parecer, el Ayuntamiento de Zaragoza puede trabajar en la mejora de la movilidad "basada en andar, en lo peatonal; la bici; y el transporte público con un esfuerzo por reconvertir autobuses diesel en híbridos y eléctricos".

Además, ha indicado que con esta estación se da "cumplida cuenta" a los ciudadanos de que el compromiso de los ayuntamientos es reducir la contaminación en cumplimiento de la directiva de la UE para reducir en un 40 por ciento en 2030 la contaminación del aire. "El cambio climático está ahí y las instituciones públicas tenemos que luchar contra ello".

MOVILIDAD

Por su parte, Artigas ha recordado que está en fase de elaboración el protocolo que incluirá sistemas de predicción de la contaminación de la ciudad para tener información con una antelación de 48 horas y que forma parte de la estrategia contra el cambio climático. Además se incluirá dentro de la revisión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que estará este año con medidas.

Ello permitirá disponer de datos exactos de contaminación de la ciudad para ajustar lo que se precisa en cada momento, ha resumido Artigas.

Asimismo, ha avanzado que el próximo mes de mayo llegarán los primeros autobuses eléctricos, que estarán en pruebas y serán de carga lenta, en cocheras, y también llegarán otros híbridos escalables que serán convertibles a eléctricos y antes del verano estarán los estudios para que se pueda hacer la carga en las terminales de las paradas al principio y final de línea.