Extremadura se abstiene frente al no del resto de CCAA del PSOE al objetivo de déficit 2018-2020

Actualizado 07/07/2017 13:09:28 CET

MADRID/ZARAGOZA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Extremadura se ha abstenido este viernes en la votación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de la nueva senda de estabilidad de las CCAA para los años 2018-2020, frente al voto en contra del resto de autonomías gobernadas por el PSOE, porque cree que es un planteamiento que se acerca a lo que había reclamado la Junta y porque apuesta por la "normalidad institucional, que también se corresponde con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado".

La consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, ha asegurado que comparte todas las críticas que hoy se han reiterado en la reunión desde otros gobiernos regionales, pero ha defendido su paso del no a la abstención porque la nueva senda da más margen a su gobierno y porque responde con este gesto al que ha tenido también el Ministerio de Hacienda. La Junta de Extremadura defiende "la normalidad institucional por encima de todo".

"Queremos que este país funcione mejor, que el crecimiento llegue a todos los hogares y que seamos capaces de seguir hablando para resolver los problemas de las personas. Y se han producido avances que afectan al año 18 y al 19 que coinciden con lo que reivindicamos", ha dicho.

Ha explicado que había comunicado su voto a la dirección del PSOE y ha negado que esta abstención rompa ninguna línea de actuación socialista: ella hoy representa institucionalmente a la Junta de Extremadura, no al partido, y defiende la posición de su gobierno.

Pilar Blanco-Morales también ha rechazado que esté enviando ninguna señal sobre qué debe hacer el PSOE en la votación en el Congreso del techo de gasto, porque no es quién para eso, ha dicho. Y respecto a que los diputados extremeños puedan también abstenerse, ha asegurado que son parlamentarios "muy leales y responsables" y que el Gobierno autonómico y los diputados tienen papeles distintos.

"Son ámbitos de responsabilidad diferentes, yo hablo como consejera de la Junta de Extremadura y esta es la posición de Extremadura en este momento concreto. La vida sigue y la política es entendimiento, búsqueda de consenso, de aquellos aspectos donde podemos estar todos de acuerdo, lo que no consigue en un días, dos o tres, sino hablando y volviendo a hablar", ha explicado.

ARAGÓN NO CUESTIONA EL VOTO DE EXTREMADURA

El consejero de Hacienda y Administración Pública de Aragón, Fernando Gimeno, ha apuntado que no cree que se haya roto el bloque socialista por la abstención de Extremadura al nuevo objetivo de déficit. "Nunca ha habido una decisión colectiva" en las comunidades autónomas, sino que cada una puede "expresar claramente" su voto, aunque "Aragón, claramente, ha votado en contra", ha explicado.

Sobre la liquidación de cierre de 2015, Hacienda devolverá a Aragón 39 millones de euros. Sin embargo, para Gimeno, esta noticia no justifica el nuevo objetivo del déficit: "Ni aunque nos den 'alegrías', porque no son por decisión del Gobierno". Asimismo, ha indicado que Montoro "se ha comprometido a estudiar y revisar" la regla de gasto, pero que este también ha recordado que esta norma hay que cumplirla

Por su parte, el consejero de Hacienda y Modelo Económico de la Comunidad Valenciana, Vicent Soler, ha trasladado su voto negativo al objetivo de déficit "por coherencia" y ha criticado la "distribución vertical" de los indicadores de la estabilidad presupuestaria. "El ministro parte y reparte y por tanto se queda con la mejor parte", ha afirmado.

Soler ha acusado al Ministerio de Hacienda de no seguir "criterios objetivos" y ha aseverado que tras cuarenta años de democracia, en los que "en su momento" se realizó un reparto de las competencias y obligaciones, ha llegado la hora de acometer "un reparto paralelo de distribución del déficit".

CATALUÑA VE "INSUFICIENTE" EL 0,4%

El secretario de Economía del Gobierno catalán, Pere Aragonès, ha manifestado su rechazo a la nueva propuesta del déficit, porque ve "absolutamente insuficiente" la subida del 0,3% al 0,4% y porque al final las propuestas del Ejecutivo responden a "criterios subjetivos, que son puramente políticos". "Si el Gobierno del PP no necesitase de determinadas alianzas parlamentarias, esto no pasaría", ha añadido.

Aragonès ha destacado que, por esta situación, Cataluña "está dependiendo de mayorías y minorías parlamentarias del Congreso de los Diputados" y ha dicho que "eso no es serio". En cuanto a los nuevos objetivos de déficit aprobados ha explicado el rechazo de Cataluña (hoy no ha votado porque sólo pueden hacerlo los consejeros) porque al Govern le sigue suponiendo un esfuerzo que duplica al actual.

ANDALUCÍA DICE QUE MONTORO "NO CONVENCE"

Por su parte, la consejera andaluza de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha votado en contra del cambio de senda propuesto por Montoro y ha criticado que éste haya achacado la nueva propuesta a los recientes datos anunciados sobre afiliación a Seguridad Social.

Una explicación "que no convence" porque, según ha dicho la consejera "son datos que ya conocía el ministro" antes de hacer la propuesta. "Antes de hacer una propuesta hay que ser más serio", ha aseverado.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies