La fabricación de Pirotecnia Zaragozana saldrá de Garrapinillos

Presentación proyecto de Pirotecnia Zaragozana
EUROPA PRESS
Publicado 31/08/2016 14:36:47CET

ZARAGOZA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La fabricación de la empresa Pirotecnia Zaragozana saldrá de las instalaciones del barrio rural de Garrapinillos para ubicarse en una parcela de 60 hectáreas que sus responsables han preferido no desvelar, ya que están en conversaciones con propietarios de suelo privados e incluso de uso militar.

Integrada en el grupo francés Etienne Lacroix, el proyecto de Pirotecnia Zaragozana se ha dado a conocer este miércoles, 31 de agosto de 2016, justo un año después de que la fábrica sufriera un accidente que generó varias explosiones en su interior y que causó seis muertos y seis heridos de distinta consideración, a los que esta mañana se les ha recordado en un servicio religioso en la Iglesia de San Felipe de la capital aragonesa.

En la presentación del proyecto han estado el presidente del grupo, Etienne Barés; el presiente de Pirotecnia Zaragozana y director general del grupo, Jean Jacques Barés; y el director general operativo de Pirotecnia Zaragozana, Bruno Houllier.

Al mes y medio de la deflagración en cadena del 31 de agosto de 2015, "decidimos reconstruir las instalaciones" de Garrapinillos, cuyos trámites administrativos están muy avanzados y las obras podrían comenzar en otoño y que se destinarían como base comercial y de almacenamiento junto a la de Lucena, ha relatado Jean Jacques Barés.

El proyecto que ha ideado el grupo Lacroix "es hacer de Pirotecnia Zaragozana un líder en la fabricación de productos eco-compatibles en una de las fábricas más modernas de Europa", ha enfatizado Bruno Houllier.

OBJETIVO

El objetivo es "volver en cuatro años a la situación anterior al accidente" con un volumen de negocio de 4 millones de euros y 35 empelados y duplicarlos en diez años para llegar a los 8 millones de euros y 70 empleados, ha sintetizado Houllier.

La seguridad "jugará un papel fundamental", ha recalcado el director general operativo de Pirotecnia Zaragozana, al asegurar que "se aprovecharán los medios del grupo Lacroix --integrado por siete empresas--, además de mejorar la formación de los trabajadores y hacer un mix entre la normativa española y francesa", ha sintetizado.

Todo ello requerirá una inversión que ha cifrado entre 5 y 10 millones de euros con un periodo de amortización de diez años, ha calculado este directivo.

El proyecto se articula en cinco líneas que pasan por un actividad logística de preparación y de realización de fuegos artificiales en el territorio nacional y de venta de productos importados o fabricados; la fabricación de artificios de entretenimiento de nueva generación no contaminantes y eco-compatibles; crear fuegos artificiales de entretenimiento tradicionales, diferenciados e innovadores; fabricar otros artificios como señales e iluminación; y generar un centro de desarrollo de actividad I+D.

CRONOGRAMA

El calendario que se ha trazado el grupo francés Etienne Lacroix para hacer posible estos objetivos comienzan en 2016 con la reconstrucción de las instalaciones de Garrapinillos y el inicio de la nueva fábrica.

En 2017, empezarían las obras de la nueva planta de fabricación, además de abrir las instalaciones reconstruidas de Garrapinillos y se elaborarán los primeros artificios eco-compatibles en la planta de Mazères (Francia).

Para 2018, la intención es abrir la nueva planta de fabricación, reiniciar la actividad industrial de artificio de entretenimiento, comenzar la transferencia de creación de artificios eco-compatibles y crear el centro de competencias técnicas.

El año 2019, sería la fecha de inicio de todas las actividades industriales y en 2020 el despliegue de la oferta del grupo Lacroix en los mercados hispanos para que en 2022 se pueda crear la gama completa de artificios eco-compatibles.

PATRIMONIO DE ZARAGOZA

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha recordado que en las pasadas fiestas del Pilar "dijimos que era una de las mejores del mundo que había trabajado en una de las mejores fiestas del mundo y por eso comprometimos nuestro honor para que siguiera siendo así".

Rivarés ha instado a "hacer de la desgracia una oportunidad para recrecerse y aumentar", tras apoyar los planes de la empresa para quedarse en Zaragoza y no solo reconstruir las dependencias destrozadas, sino también ampliarlas.

En su intervención, Rivarés ha enfatizado que Pirotecnia Zaragozana "es parte del patrimonio de los zaragozanos y así tiene que seguir siendo para volver a ser la fábrica pirotécnica más importante de Europa".

Ha avanzado que los técnicos municipales "ayudan en la búsqueda de suelos", pero ha señalado que "es muy difícil por las exigencias de que sean lejanos a un núcleo habitado y por las dimensiones que precisan" que rondan las 60 hectáreas.

Posteriormente, en declaraciones a los medios de comunicación, Rivarés ha explicado que hay varias opciones de ubicación y "creo que no se debe desvelar el terreno que ha de escoger la empresa porque hay varios" y en la elección hay que tener en cuenta las dimensiones y la ubicaciones. "Ellos piden 60 hectáreas y manejan entre 50 y 55 hectáreas de suelos todos cerca, pero ninguno de Garrapinillos y si cerca de Casetas, que son tanto públicos, como privados", ha concluido.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies