La Federación de Comerciantes asegura que el comercio oscense se encuentra "bien" respecto al resto del país

Actualizado 18/08/2009 21:33:31 CET

HUESCA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Empresarios de Comercio de la provincia de Huesca asegura que el comercio del Alto Aragón está aguantando la crisis económica y que, con respecto al resto del país, "está bien". Así lo indicó el presidente de la Federación, Julio Ollés, que trasladó que mientras el comercio está atravesando, en general, una "situación complicada", en la provincia oscense "las cifras no han bajado mucho".

A este respecto, se mostró optimista y dijo que el comercio en Huesca es "tradicional" y "tiene experiencia en subidas y bajadas de caja".

El pequeño y mediano comercio ha tenido que afrontar un cambio de situación, que ha venido dado por "la existencia de las grandes superficies comerciales"; con el hecho, apuntó Ollés, de que "hoy no se coma calidad sino precio" y por un "cambio en el perfil de cliente". En su opinión "atrás quedaron los días en los que el cliente respondía a un consumidor fiel a un establecimiento, que se fiaba y seguía totalmente las recomendaciones del denominado tendero".

Frente a esta situación, el pequeño y mediano comercio "debe apostar por la buena relación y atención con el cliente y la calidad tanto en el servicio como en los productos", consideró Ollés.

Por otra parte, en opinión de Ollés las rebajas "están desmesuradas" y advirtió de que "no son la "panacea ni para el cliente ni para el comerciante". Así, relató que "en reuniones con la DGA siempre digo que hay que regularlas, porque las rebajas no son la panacea ni para el cliente que a lo mejor gasta cuando no debe ni para el comerciante que ha comprado y luego tiene que dejar ese producto a precio de coste".

En estos tiempos de crisis, Ollés dice no entender que en los comercios se cuelgue el cartel de cerrado por vacaciones, ya que el comerciante está perdiendo posibles clientes. "El comerciante sabe que hacer vacaciones cuando todo el mundo está de vacaciones es contraproducente, porque pierdes clientes e incluso se pueden ir de tu población".