Finalizan las obras en la plaza de Santo Domingo y en la calle Cereros del barrio de San Pablo de la capital

Actualizado 29/12/2009 14:28:24 CET

ZARAGOZA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Dos de las zonas que se encontraban más deterioradas en el barrio de San Pablo, la plaza de Santo Domingo y la calle Cereros, ya están abiertas al tráfico rodado, después de seis meses de remodelación. Los trabajos de renovación de las vías han contado con un presupuesto de 1.160.079,45 euros y la ocupación de 40 puestos de trabajo.

Esta obra ha supuesto la remodelación urbanística de la plaza de Santo Domingo y de la calle Cereros, en el tramo comprendido entre el Paseo María Agustín y la calle Santa Inés, incluyendo la pavimentación de aceras y viales, el alumbrado público y el mobiliario urbano, la renovación del saneamiento en la zona Este de la plaza y la renovación del abastecimiento de agua en una parte de Cereros.

En consecuencia, se han renovado 6.000 metros cuadrados de superficie peatonal, 2.650 metros cuadrados de calzadas y espacio de aparcamiento, y se han sustituido 162 metros de tuberías de abastecimiento de agua fibrocemento por tubería de fundición dúctil de 150 milímetros de diámetro, explica el Ayuntamiento de Zaragoza en un comunicado.

También se ha renovado y reparado el alcantarillado, así como el mobiliario urbano. Igualmente se ha sustituido el alumbrado público de la zona y se ha dotado a todo el ámbito de señalización horizontal y vertical. Finalmente esta obra se ha aprovechado para renovar las canalizaciones semafóricas, de telefonía y de gas de toda la zona.

Con la apertura de Cereros y la remodelación de la plaza de Santo Domingo se pone fin a las obras del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) previstas para 2009 en calles y plazas de Zaragoza, a excepción del puente de la Avenida de América que, debido a una prórroga, cuenta hasta el próximo mes de abril para finalizar los trabajos de renovación.