La Fundación Bodas de Isabel organiza una exposición medieval sobre los guerreros del siglo XIII en Teruel

Actualizado 03/02/2008 20:30:15 CET

TERUEL, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Bodas de Isabel ha organizado la exposición 'Los guerreros del siglo XIII. Máquinas y ropas de batalla de la época de los Amantes', que se podrá ver desde mañana lunes, 4 de febrero, y hasta el próximo 17 de febrero, fecha en la que acaba la recreación medieval 'Las Bodas de Isabel'.

Las entidades Fundación Teruel Siglo XXI, Cámara de Comercio, Museo Provincial y la Diputación Provincial de Teruel (DPT) han colaborado en la muestra. Se podrá visitar en la Cámara de Comercio de Teruel, de lunes a sábado, en horario de 19.00 a 21.00 horas, y los domingos, de 12.00 a 14.00 horas.

La exposición cerrará sus puertas el día 17, fecha en la que terminará la fiesta medieval de 'Las Bodas de Isabel', con la que se recuerda la leyenda de Los Amantes de Teruel, Isabel de Segura y Diego de Marcilla.

El doctor en Historia Medieval y experto en armamento y técnicas bélicas de la Edad Media, Rubén Sáez Abad, y el grupo turolense de recreación histórica medieval 'Fidelis Regi' han colaborado en la organización con el objetivo de divulgar aspectos de la vida cotidiana de la Edad Media.

La exposición aborda de un modo fiel la indumentaria y los objetos de los caballeros que acompañaron al rey Pedro II de Aragón en la batalla de Las Navas de Tolosa, a la que acudieron numerosos turolenses, como el mayor de los Marcilla. Estos caballeros seguirían después al rey hasta la batalla de Muret en el año 1213, en la que moriría el monarca.

Entre las fuentes utilizadas para recrear la vestimenta destacan dos por su singular importancia: la llamada Biblia de los Cruzados o Biblia de Maciejowsky --obra de mediados del siglo XIII-- y la magnífica techumbre mudéjar de la Catedral de Teruel, construida en la segunda mitad del siglo XIII, llena de imágenes que representan personajes vestidos con la indumentaria de la época

Éstas y otras fuentes han dado a conocer que un hombre de armas a finales del siglo XII y comienzos del XIII portaba un calzón de lino y calzas sujetas a la cintura, y sobre estas prendas el caballero llevaba un camisón largo, de lino, o una camisa más corta y del mismo material, encima un gambesón.

Sobre esta prenda protectora llevaban una cota de malla, y la sobreveste con la heráldica de la familia encima, mientras que en el armamento distinguimos dos apartados: el defensivo con escudo, yelmo, protecciones; y el ofensivo con espada lanza, mangual y hacha.

La Fundación Bodas de Isabel recuerda que en la época de Los Amantes (1217), estos hombres de armas eran súbditos del hijo de Pedro, Jaime I el Conquistador, muy niño por aquel entonces y con el que tuvieron desde el principio una relación en la que se alternaron la fidelidad más absoluta, y una abierta rebelión, en determinados momentos.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies