Gimeno defiende que "ni hubo ni hay" un agujero contable

Fernando Gimeno
EUROPA PRESS
Actualizado 28/01/2015 15:07:01 CET

ZARAGOZA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha defendido este miércoles que "ni hubo ni hay" un agujero contable en el consistorio y ha subrayado que el ayuntamiento ya ha empezado a cumplir las recomendaciones planteadas por la Cámara de Cuentas en su informe sobre la fiscalización de las cuentas municipales de 2011.

Gimeno convocará este viernes una Comisión de Hacienda "extraordinaria y urgente" para explicar el informe definitivo de la Cámara de Cuentas que, "sin haberlo leído" en su totalidad, "puedo adelantar que la mayor parte de las recomendaciones hechas ya están cumplidas".

Como ejemplo, ha mencionado que el informe provisional de este organismo "hablaba de que el patrimonio contable no estaba recogido en la contabilidad, y ya está"; se refería a cuestiones como la contabilización de los ingresos por venta de suelo o por provisión de morosos, que ya se están resolviendo, por lo que "la mayoría de las recomendaciones estarán cumplidas antes de que se conozca el informe definitivo", lo que demuestra "la voluntad del Gobierno de la ciudad" de cumplir estas sugerencias.

En cuanto al desfase de 350 millones, ha comentado que responde "a una discusión más técnica que de otro tipo". Ha insistido en que "no es que existiera un agujero", sino que se debía a "discrepancias en la provisión de morosos --ya regulada por ley-- y en la venta de suelos", de forma que las diferencias se debían a "criterios distintos" de los técnicos municipales y del organismo fiscalizador.

En el caso de la cuenta 413, de "facturas en los cajones", ha señalado que "sería de 150 millones" en 2011, pero "se lo que hay hoy y ahora estamos por debajo de 20 y dentro de unos días estaremos muy por debajo" y, de hecho, ha alegado que "en el informe que enviamos a Hacienda" se refleja que "la situación del ayuntamiento ha mejorado espectacularmente".

Ha remarcado que "2011 fue un año malo, pero pasamos a un año muchísimo mejor", para incidir en que las discrepancias responden "a una discusión contable, no de ilegalidad o no y la Cámara de Cuentas no dijo nunca que hubiera un agujero y no lo hubo, ni lo hay".

Gimeno ha reiterado que "desde el mismo momento en que conocimos el informe provisional aplicamos las recomendaciones", el pasado año y "dimos instrucciones de todo tipo". Las peticiones que no se han cumplido "las vamos a estudiar para intentar cumplirlas, unas se podrán hacer y otras, aunque se quiera, no se podrá" porque el ejercicio de 2011 "ya está cerrado".