El Gobierno de Aragón exigirá que la nueva PAC mantenga la ficha financiera actual de España

arguilé
DGA
Actualizado 29/11/2010 21:39:43 CET

ZARAGOZA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón va a exigir que la nueva Política Agraria Común (PAC) mantenga la ficha financiera actual de España, que se eleva a 7.600 millones de euros, así como los 442 millones de euros que recibe Aragón.

Así lo ha señalado el consejero de Agricultura y Alimentación, Gonzalo Arguilé, durante su intervención en la conferencia inaugural de las jornadas 'La PAC es cosa de todos', que ha organizado este lunes, en Zaragoza, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón.

El consejero, que ha recordado que la mayoría de las reformas han llevado consigo una rebaja del presupuesto dedicado a la política agraria común, así como la desigualdad que hay entre la Europa de los 15 y la de los 27, ha insistido en que el Gobierno de Aragón va a exigir el mantenimiento de la actual ficha financiera española en la nueva PAC.

"Y, luego, que cada Estado determine cuál va a ser la cantidad fija de ayuda directa, que yo estimaría entre el 80 y el 90 por ciento; y el 10 por ciento restante que queda sirva para complementar esas ayudas directas o condicionarlas a políticas de carácter medioambiental o de bienestar animal, que ya cumplimos", ha señalado Gonzalo Arguilé, que ha recalcado que va a defender los 442 millones de euros que recibe Aragón.

"De esos 442 millones de euros ya ha habido una rebaja considerable, con la modulación, que es un 10 por ciento, aunque, como pedimos en su día, se ha reintegrado a la agricultura a través de políticas estructurales y acometiendo nuevos retos. Y, por otra parte, con el artículo 68, que, en algunas producciones, también ha sufrido una rebaja de ayuda directa", ha recordado el consejero.

Arguilé se ha mostrado partidario de que tanto la modulación como el artículo 68 queden al margen de los fondos europeos y que el grueso de los 442 millones de euros que recibe en la actualidad Aragón siga destinándose a ayuda directa, con un pago fijo, mientras que una parte más pequeña de ese presupuesto, se dirija a aquellas actividades agrarias que tienen más dificultades o a ayudas agroambientales, entre otras actuaciones.

Además de estas cuestiones, el consejero ha reiterado su preocupación sobre cómo se van a contemplar determinadas cuestiones en la nueva reforma, como el caso de los derechos adquiridos por los agricultores.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies