El Gobierno de España aprobará este viernes un Decreto con medidas para paliar los efectos de la crecida

Reunión del MAGRAMA con Aragón, La Rioja y Navarra sobre la crecida del Ebro.
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN ARAGÓN
Publicado 01/03/2015 20:42:21CET

ZARAGOZA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobará el viernes de la semana próxima, 6 de marzo, un Decreto-Ley que recogerá las ayudas y otras medidas para paliar los efectos de la crecida del río Ebro. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, se ha mostrado partidario de limpiar el tramo medio del río.

Tras reunirse con los consejeros de Medio Ambiente de Aragón, La Rioja y Navarra, Modesto Lobón, Íñigo Nagore y Javier Esparza, este domingo en la Delegación del Gobierno en Aragón, Federico Ramos de Armas ha manifestado el "compromiso" de las Administraciones implicadas para "reponer la situación del río al periodo anterior a la crecida extraordinaria".

En el plazo "más breve" se establecerá un sistema de ayudas para afrontar esta situación "extraordinaria". Los secretarios y subsecretarios de Estado examinarán este miércoles el Decreto Ley, con el que "se va a habilitar la respuesta que necesita la gestión del Ebro", con medidas de emergencia en la cuenca.

Primero se realizarán las actuaciones más urgentes, como la revisión de las motas, que "en general han funcionado bien" ante la riada del pasado mes de enero y el "continuum" iniciado el 15 de febrero, ha comentado.

Además, se supervisarán todas las infraestructuras de seguridad de las poblaciones, el patrimonio y los cultivos agrícolas. "A futuro" se examinará la posibilidad de llevar a cabo el dragado del río. Ha explicado que cuando se producen avenidas el lecho del río suele cambiar, por lo que es necesario revisar el cauce y abrir brazos en las islas para permitir que circule el agua.

El secretario de Estado ha indicado que es necesario "compaginar" la protección ambiental del río con la de las poblaciones, pero en caso de conflicto siempre deben prevalecer las personas, añadiendo que "si hubiera algún conflicto con la legislación no hay ningún problema en revisarla". Ha resaltado que la coordinación con las comunidades autónomas afectadas "es completa" en esta y otras medidas.

El secretario de Estado ha señalado que la punta de la crecida ha sobrepasado Zaragoza y está acercándose a la localidad de Pina de Ebro, agregando que "habrá que estar atentos" a la evolución del río en las próximas semanas debido al deshielo. Ha destacado el trabajo de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), la Unidad Militar de Emergencias (UME) y los ayuntamientos para gestionar esta crisis.

Ramos de Armas ha considerado que la gestión de las presas, por parte de la Confederación "ha funcionado", ya que en algunos puntos se ha bajado el caudal a 700 metros cúbicos por segundo. Ha asegurado que la CHE ha gestionado "correctamente" la avenida.

Sobre las quejas de algunos alcaldes por las previsiones de la CHE, Ramos de Armas ha indicado que "fueron adecuadas", puntualizando que "es difícil predecir exactamente qué va a pasar en un río, más en un periodo de crecida" para añadir que, si bien "la exactitud no existe", las previsiones "han sido útiles".

RESTITUCIÓN

Los consejeros se han mostrado partidarios de limpiar el tramo medio del río y de conceder ayudas a los agricultores que han visto dañadas sus explotaciones.

Modesto Lobón ha apostado por resolver entre los Gobiernos central y autonómico los daños que han sufrido los agricultores en la parte no asegurada de sus explotaciones.

El Gobierno de Aragón confeccionará un listado de actuaciones de emergencia. Lobón ha propuesto reactivar el grupo de trabajo del tramo medio del Ebro y ha reiterado su petición de elaborar un plan integral para limpiar el cauce.

El consejero riojano, Íñigo Nagore, ha expresado que la empresa pública estatal TRAGSA ha empezado a intervenir en los puntos más urgentes, lo que "es una garantía" que va a comenzar la reparación de los puntos más conflictivos.

Uno de los compromisos de la reunión, ha continuado, es que las tres comunidades autónomas ayudarán a los agricultores y los ayuntamientos perjudicados para que realicen las reparaciones "sin que les suponga un grave coste económico". Ha considerado necesario revisar la normativa ambiental, hacer una planificación a largo plazo "y si es necesario ampliar la normativa ambiental".

El consejero navarro, Javier Esparza, ha hecho hincapié en que esta riada es un fenómeno "total y absolutamente extraordinario". Ha puesto de relieve el "importante" compromiso del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente (MAGRAMA) para "sentarse para hablar" con las comunidades sobre la normativa ambiental.

Además de los consejeros, en la reunión con Ramos de Armas han participado los delegados del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde, La Rioja, Alberto Bretón, y Navarra, Carmen Alba, así como el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies