Gustavo Alcalde señala que se abrirá un paso alternativo provisional en el Monrepós antes de diez días

Soro y Gustavo Alcalde explican la situación de Monrepós y el paso alternativo.
EUROPA PRESS
Publicado 14/04/2018 15:54:02CET

ZARAGOZA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde, ha avanzado que se abrirá un paso alternativo provisional en el puerto de Monrepós antes de diez días. Esta actuación se tiene que realizar después de que este viernes apareciese una brecha de unos 50 metros de longitud en la cara norte de la N-330, vía que une la capital oscense con Jaca y Sabiñánigo.

Gustavo Alcalde ha presidido este sábado una reunión de coordinación centrada en evaluar la situación de la carretera N-330 a su paso por el puerto de Monrepós. Al encuentro también ha asistido el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, encabezando la representación autonómica.

Asimismo, han estado presentes la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz; el general jefe de la octava Zona de la Guardia Civil, Carlos Crespo; el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López, y los jefes provinciales de Tráfico de Zaragoza y de Huesca, José Antonio Mérida y Andrés Fernández; en otros responsables de Tráfico y de Carreteras.

La solución alcanzada durante la reunión consiste en habilitar un paso alternativo próximo a la N-330 en los próximos 7 a 10 días para evitar el cierre total del puerto de Monrepós.

En declaraciones a los medios de comunicación este sábado, Gustavo Alcalde ha detallado que, según los técnicos, "por encima del trazado actual hay terreno suficientemente firme para realizar un trazado provisional" que permitirá "el tránsito bidireccional para vehículos de todo tipo, incluidos los vehículos pesados".

Ha recordado que el tráfico está desviado por la carretera A-132, por las localidades de Ayerbe y Murillo de Gállego. "Quiero pedir disculpas a estas poblaciones por las afecciones que están teniendo por el tráfico y agradecerles su solidaridad y su comprensión por entender que en estos momentos no tenemos otra alternativa", ha mencionado.

MEDIDAS ESPECIALES

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha señalado que, hasta que se pueda reabrir al tráfico el puerto de Monrepós, desde el Ejecutivo autonómico se dispone de unas medidas especiales para afrontar la situación del aumento de tráfico en una vía que no está diseñada para ese volumen. "La prioridad es evitar que esta carretera pueda sufrir cortes".

En relación a la necesidad de mantener la vía abierta al tráfico, ha indicado que el objetivo es "poder reaccionar en el menor tiempo posible ante cualquier incidencia que se produzca en la carretera". Desde este viernes se cuenta con el refuerzo de dos brigadas de carreteras del Gobierno de Aragón que inspeccionan la vía tres veces al día para poder detectar posibles incidencias y actuar de forma inmediata.

Además, se han destinado de manera exclusiva a esta carretera dos máquinas mixtas, ubicadas en Salinas de Jaca y Murillo de Gállego, para poder intervenir de forma inmediata en caso de desprendimientos o cualquier otra incidencia.

PUENTE DE LA PEÑA

José Luis Soro ha mencionado que uno de los puntos más complicados de esta vía es el paso por el puente de la Peña, una infraestructura que no admite el paso de más de un vehículo pesado a la vez ni el cruce de vehículos en bidireccional. Para controlar esta zona se dispone de tres personas realizando labores de señalización, que regulan el tráfico e informan, y que ayer controlaron el paso entre las 8.00 y las 20.00 horas.

"Desde hoy hemos ampliado el dispositivo y a partir de ahora se regulará el tráfico durante las 24 horas", ha concretado. Además, se ha colocado la señalización necesaria de advertencia sobre retenciones y limitación de velocidad.

El consejero de Movilidad ha pedido "responsabilidad y prudencia en general" a la hora de circular por esta carretera. Respecto a las afecciones que van a sufrir los habitantes de Ayerbe y Murillo de Gállego, cuyos núcleos urbanos atraviesa la A-132, ha pedido "paciencia y cuidado" por el incremento del volumen de tráfico de manera "excepcional". Ha anunciado que también se instalará señalización provisional en estos núcleos urbanos para reforzar la seguridad vial.

Contador