Híjar reconoce que "sería gracioso" ver al PP con mono de trabajo para pintar la fachada del Príncipe Felipe

El concejal de ZEC Pablo Híjar
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 03/04/2018 14:41:42CET

ZARAGOZA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha reconocido que "sería gracioso" ver a los concejales del grupo municipal del PP con mono de trabajo para pintar la fachada del pabellón Príncipe Felipe.

"No voy a negar que sería gracioso ver por, primera vez, a concejales del PP enfundarse un mono de trabajo y procediendo a pintar fachada del pabellón", ha expresado Híjar.

"Más allá de las ocurrencias o gracias del portavoz del PP lamentamos que hayan judicializado el cambio de nombre del pabellón faltando así al compromiso de este Gobierno municipal con los aficionados al baloncesto y a los familiares de José Luis Abós", ha concluido el concejal de Deporte y vicepresidente de la sociedad municipal Zaragoza-Vivienda.

El ofrecimiento del portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Jorge Azcón, para pintar la fachada del pabellón y reponer el nombre original de Príncipe Felipe ha sido la respuesta de aceptación al reto lanzado por el propio Híjar.

En el último pleno municipal, durante un debate, Jorge Azcón se interesó por conocer cuándo el Gobierno municipal iba a restituir el nombre del pabellón en una de las fachadas e Híjar le respondió que si quería "que cogiera una brocha. Si tiene ganas de pintar es muy sencillo".

Con el ofrecimiento del PP se cumpliría la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que ha declarado nulo el cambio de nombre acordado por el equipo de Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) y le obliga a repintar el nombre original del pabellón después de que en septiembre de 2105 decidieran borrarlo para sustituirlo por el del entrenador de baloncesto fallecido unos meses antes, José Luis Abós.

La sentencia da la razón al PP que recurrió la decisión del equipo de gobierno de ZEC al argumentar que el nombre original se adoptó por acuerdo del pleno y el cambio tendría que pasar por el mismo órgano municipal y no por decisión exclusiva del equipo de gobierno.