Los hosteleros confían en el puente festivo para olvidar los malos resultados económicos del mes de noviembre

Actualizado 04/12/2009 19:13:54 CET

TERUEL, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los hosteleros de Teruel confían en que el puente festivo que comienza hoy sea un revulsivo para sus negocios, después de un "nefasto" mes de noviembre. Por otro lado, el recién reelegido presidente del colectivo, Fernando Cánovas, aseguró que en época de crisis hay que "echar más imaginación" para paliar los malos momentos.

En declaraciones a Europa Press, Cánovas confió en que la apertura de las pistas de esquí de Teruel y con el desarrollo de este puente festivo se pueda dar la vuelta a la mala situación.

Cánovas afirmó que "hemos pasado un mes de noviembre nefasto y, este puente es un halo de esperanza". En cuanto a la apertura de las pistas de esquí, Cánovas manifestó que "es muy importante para la Comarca de Gúdar, pero también para Teruel".

Por eso dijo que "tenemos la esperanza en el sector de la nieve". Todavía más teniendo en cuenta las ampliaciones que se están realizando en las pistas de esquí de Javalambre y Valdelinares que, permiten casi duplicar el espacio dedicado al esquí y que han completado las estaciones con más y mejores servicios. Así que, confió en que "sea un año muy bueno", y deseó que "vengan más puentes que, a Teruel le vienen muy bien".

Y es que, según dijo "estamos atravesando un momento muy complicado". Aún así afirmó que "todo llega y todo pasa" por lo que afirmó que "ahora, más que nunca tenemos que estar apoyando al empresario, desarrollando acciones para atraer turistas a la provincia". Ahora, concluyó Cánovas, que es cuando no hay que bajar la guardia".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies