Ibercaja recupera obras de artistas coetáneos a Goya en la muestra 'Pasión por el arte'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Ibercaja recupera obras de artistas coetáneos a Goya en la muestra 'Pasión por el arte'

La exposición 'Pasión por el arte' se inaugura hoy en el Museo Goya
EUROPA PRESS
Publicado 24/11/2016 14:22:10CET

ZARAGOZA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Museo Goya Colección Ibercaja-Museo Camón Aznar inaugura esta tarde la exposición 'Pasión por el arte. El siglo de la inquietud en el Aragón de Goya', que recupera el trabajo de los artistas coetáneos al genio de Fuendetodos en una exhibición "profundamente científica".

'Pasión por el arte' se compone de 50 obras de artistas que nacieron o trabajaron en Aragón en la época de Goya. Abarca desde 1740 hasta 1808 y ofrece una visión panorámica de las artes mayores de ese periodo a través de 23 pinturas, siete esculturas y veinte piezas de arquitectura, fundamentalmente planos de proyectos y una maqueta.

El jefe de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, la responsable del Programa de Educación y Cultura y coordinadora de la muestra, Magdalena Lasala, el conservador de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y comisario de la exposición, Domingo Buesa, el vicecomisario, Juan Carlos Lozano, y la directora del Museo, Rosario Añaños, han presentado esta propuesta cultural que podrá visitarse hasta el 26 de febrero de 2017.

Aunque Goya "no está explícitamente en esta exposición, lo está en el museo, en Zaragoza y sí que está implícitamente", al tratarse de creadores que compartieron su época, ha recalcado Juan Carlos Lozano en rueda de prensa.

Juan Carlos Sánchez ha explicado que 'Pasión por el arte' es la tercera muestra del programa cultural 'Pasión por la libertad', que conmemora el 140 aniversario de Ibercaja y que se inició en mayo con 'Pasión por el progreso: la Zaragoza de los Pignatelli' y 'Pasión por la Ilustración: la apuesta por el coleccionismo', en el Patio de la Infanta.

Mientras que las dos anteriores repasaban la aportación de los ilustrados aragoneses al conocimiento científico, la libertad y el coleccionismo, esta tercera exposición "refleja el apoyo que los ilustrados ofrecieron a los artistas en una época de cambio" y que estuvo marcada por el trabajo de Goya.

"OLVIDADOS"

Magdalena Lasala ha agregado que el programa de 'Pasión por la libertad' se completará con una cuarta muestra titulada 'Pasión por las personas', que podrá verse desde febrero en el Alma Mater Museum de la capital aragonesa.

Ha recalcado que en 'Pasión por el arte' se ofrece al público la obra de artistas del siglo XVIII que "trabajaban en el entorno de Goya, pero que han sido olvidados por la historiografía y por el público" o que son menos conocidos a pesar de tener "una gran relevancia internacional".

Para dar a conocer su labor, la muestra incluye talleres, visitas guiadas para familias los fines de semana y actividades didácticas para escolares. Esta exposición es fruto de dos años de trabajo e investigación y se completará con la publicación de un libro que se presentará el próximo 12 de diciembre.

VALORES DE LA ÉPOCA

Por su parte, el comisario Domingo Buesa ha explicado que recuperar el mundo de estos artistas del siglo XVIII "era un auténtico deber para nosotros" y ha destacado que en las obras que se exhiben en las salas "están muchos valores fundamentales de la sociedad" de aquella época, como "la espontaneidad de los retratos, la serenidad de la escultura y el humanismo de la arquitectura".

Además, organizando la muestra en el Museo Goya "se cumple nuestra apuesta por la ciudad de Zaragoza, salimos del Patio de la Infanta y venimos a un palacio de la ciudad clásica", ha recalcado, al sostener que esta exposición "es profundamente científica" y pretende marcar "un antes y un después" en la reflexión sobre la estética y el arte del siglo XVIII.

En cuanto a la selección de obras, "es sólida, documentada y ha sido muy meditada", ha reconocido Buesa. En su opinión, esta exposición "es un acontecimiento cultural de primer orden en la historia del arte aragonés.

EVOLUCIÓN DE LOS ESTILOS

El vicecomisario Juan Carlos Lozano ha advertido de que "montar una exposición como ésta no es nada fácil, pocas instituciones están en condiciones de hacerlo" y ha detallado que contiene obras de las tres provincias aragonesas y de todas las diócesis de la Comunidad, de colecciones públicas, privadas y particulares.

Se pretende reflejar la evolución de los estilos artísticos en el siglo XVIII y cómo un mismo artista podría tener "sensibilidad barroca, rococó o academicista", ha dicho, al recordar que es la época en la que los creadores abandonan los talleres y comienzan a estudiar en academias, con un sistema reglado.

Para los artistas del siglo XVIII era esencial trabajar en la Corte y viajar a Italia para formarse y tanto el academicismo como la necesidad de realizar ese "tour" están "muy presentes" en esta muestra que es "muy rica en contenidos", ha apreciado.

RECORRIDO POR LAS OBRAS

Se pueden contemplar obras inéditas en un recorrido que se inicia con un texto del ilustrado José Nicolás de Azara, rememorando a Antonio Rafael Mengs, y con dos cuadros de ambos, que explican el título de la muestra 'El siglo de la inquietud', dado que en aquella época todo estaba "en un continuo movimiento y agitación".

La visita comienza con la pintura de la generación tardobarroca, representada con obras como 'La Sagrada Familia' e 'Invención de la Santa Cruz por Santa Elena', ambas de Juan Zabalo Navarro. Lozano ha explicado que localizó la primera en una fábrica abandonada de Madrid, mientras que la segunda es propiedad de la Diputación de Huesca (DPH).

Continúa con cuadros como 'San Roque y San Sebastián', de Francisco Bayeu y Subías, "inédito" y "excepcional", que se encuentra en la parroquia de Vergara (Guipúzcoa) y que debía formar parte de un retablo, pero por sus dimensiones se tuvo que repetir.

La misma sala alberga piezas de José Luzán Martínez, Juan Andrés Merclein, Juan Ramírez de Arellano, Braulio González Lobera, Diego Gutiérrez Fita, Luis Muñoz Lafuente, Manuel Eraso Álvarez y Buenaventura Salesa Borja. Se dedica un apartado al retrato, con obras de José Beratón, Felipe Abás o Joaquín Inza y se muestran tres esculturas: 'El Santo Obispo', de José Ramirez de Arellano; 'Divina Pastora', de autor desconocido, y 'San Lorenzo', de Pascual de Ypas López.

ACADEMIA Y ARQUITECTURA

En la siguiente sala aparecen tres piezas de barro cocido, pertenecientes a la Academia de San Fernando y que se exponen por primera vez. Son los bocetos que los artistas realizaban para entrar a la Academia: 'Aparición de la Virgen del Pilar a Santiago', de José Ramírez Arellano; 'Circuncisión del Señor', de Juan Fita Nasarre, y 'Transito de la Virgen', de Carlos Salas Viraseca.

Junto a ellas se sitúa un relieve en escayola titulado 'Venida de la Virgen del Pilar', de Juan Adán Morlán. Es la única pieza identificada de este artista en Aragón, procede de Alfajarín (Zaragoza) y es un boceto hecho para una capilla de la Catedral de Granada.

En esta sala se reúnen por primera vez todas las obras de los aragoneses premiados por la Academia de San Fernando entre 1753, primer año del concurso, y 1808, que se interrumpió por la Guerra de la Independencia. Son Francisco Francisco Casanova Zudanel, de Juan Ramírez de Arellano, Ramón Bayeu y Subías y José Beratón.

En la pared del fondo se puede contemplar una reproducción de la Sala del Panteón Real, del Monasterio de San Juan de la Peña; y el recorrido acaba con la sección de arquitectura que arranca con la construcción de la Santa Capilla del Pilar.

Incluye planos originales, diseños de iglesias, obra civil, todo ello de los arquitectos Julián Yarza Ceballos, Pedro Ceballos, Manuel Inchauste, José Yarza, Juan Francisco, Rodrigo Pascual Jordán, Matías Sanz, Francisco Rocha, Fernando Martínez, Gregorio Sevilla, Agustín Sanz, Francisco Sabatini, Silvestre Pérez, Marcos Ibáñez y Tiburcio del Caso. Se exhibe también por primera vez una maqueta arquitectónica original proyectada para la remodelación de la nueva cabecera clasicista del Santuario Rodanas en Épila.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies