Ibercaja se sumerge en la historia recreando el Patio de la Infanta de la época de Teresa de Vallabriga

El Patio de la Infanta regresa a la época de Teresa de Vallabriga
EUROPA PRESS
Publicado 19/04/2018 14:35:53CET

ZARAGOZA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Fundación Ibercaja ha inaugurado este jueves la exposición 'Teresa de Vallabriga. Infanta de España', en el Patio de la Infanta. La muestra se sumerge en la historia para llevar al público a una recreación escenográfica del espacio en la época en la que la Infanta residía en esta joya renacentista.

Esta propuesta cultural ha sido presentada en un acto en el que han participado el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig, el coordinador general de 'Zaragoza 2018. Conmemoración Aniversarios de la Ciudad' y presidente de la Academia de Bellas Artes de San Luis, Domingo Buesa, la responsable del programa de Educación y Cultura de la Fundación Ibercaja y comisaria de la exposición, Magdalena Lasala, y el jefe de la Obra Social de la entidad, Juan Carlos Sánchez.

Rodrigo Escrig ha subrayado que esta exhibición permanente pretende rendir homenaje a Teresa de Vallabriga, difundir su figura y dar a conocer la historia del Patio de la Infanta, una joya del patrimonio renacentista de la ciudad.

La iniciativa se enmarca en el proyecto cultural 'Zaragoza 2018', que conmemora diversos centenarios de acontecimientos ocurridos "entre los siglos X y XX" que han configurado la actual identidad política, económica, social, cultural y territorial de la ciudad.

La muestra se centra en el carácter simbólico del Patio para la capital e incluye piezas de mobiliario, óleos que fueron propiedad de la Infanta y grabados y elementos artísticos pertenecientes a la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, la Academia de Bellas Artes de San Luis y la colección Ibercaja.

Asimismo, Magdalena Lasala ha observado que así se culmina un proyecto expositivo puesto en marcha por Ibercaja en 2011 que ha evocado las distintas etapas históricas del Patio de la Infanta, desde su construcción como parte central de la Casa Zaporta, su posterior uso como sede de la Academia de Bellas Artes de San Luis, la época que fue residencia de Ramón de Pignatelli y, con esta exposición, la etapa en la que fue habitado por la Infanta que le da nombre.

"ASOMBRA Y ENAMORA"

"El Patio asombra y enamora a quien lo descubre", ha afirmado Lasala, al mencionar sus secretos y avatares históricos hasta que Ibercaja lo recuperó en París, donde había permanecido durante 50 años, para hacerlo regresar a Zaragoza.

El Patio relata la historia, además, de dos mujeres que lo habitaron y cambiaron su nombre, Sabina Santángel, por quien se llamó "Patio de Venus" en el siglo XVI y Teresa de Vallabriga, por quien pasó a denominarse "Patio de la Infanta" desde finales del siglo XVIII y hasta la actualidad.

De hecho, en el acceso al monumento, la comisaria de la exposición, Magdalena Lasala, ha incluido un texto que resalta la conexión de las dos mujeres que hicieron posible la creación del Patio tal y cómo se conoce, su inspiradora, Sabina Santángel, y Teresa de Vallabriga, que fue una mujer ilustrada que aportó la relevancia social y cultural al edificio recuperado y conservado por Ibercaja.

RECREAR LA CASA DE LA INFANTA

"Hemos querido recrear su casa, con todos sus elementos", ha indicado Lasala, al detallar que entre las piezas que pueden contemplarse destacan las pinturas 'Adán' y 'Eva', de Michael Coxcie (atribuidas), dos tablas al óleo de 170 por 58 centímetros que la Infanta donó a la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País.

También se exhiben las reproducciones de los cuatro retratos que Goya hizo a la Infanta; una reproducción del cuadro 'La familia del Infante don Luis', pintado por Francisco de Goya, propiedad de la Fundación Magnani Rocca; el óleo sobre papel 'El tocador de la dama', pintado por Ramón Bayeu y Subías; los retratos que Isabel Guerra dibujó de todos los miembros de la familia, a partir de los pintados por Goya; y una pintura que tiene como tema principal la epifanía, propiedad de la Económica.

El público podrá contemplar, asimismo, un variado conjunto de mobiliario y enseres que incluye un arcón de ajuar, un reloj, un banco, un sillón joya, dos escritorios y varias piezas cerámicas. Se trata de un seleccionado conjunto de piezas que recrea la residencia de la Infanta y reconstruye el ambiente de la casa y la imagen de la misma que percibirían los visitantes del Patio en la época.

Para reforzar el discurso expositivo se han recuperado imágenes del edificio que pueden contemplarse en tres vinilos, uno principal que reproduce la escalera del Olimpo y la gran columna que desaparecieron del Patio, a cuyos lados se han situado otros dos que recuerdan las ventanas y puerta de acceso de la Casa Zaporta, así como el árbol genealógico de la familia.

"Buscamos reunir en este lugar mágico el esplendor de la Zaragoza renacentista y la riqueza intelectual de la Ilustración aragonesa", ha resumido Lasala.

Por su parte, el coordinador general de 'Zaragoza 2018. Conmemoración Aniversarios de la Ciudad' y presidente de la Academia de Bellas Artes de San Luis, Domingo Buesa, ha expresado la sensación que siempre le produce el Patio de la Infanta, de un lugar en el que "no hay fronteras, ni muros, solo memoria". "Este Patio es un libro de historia que Ibercaja abre para que todos disfrutemos de lo que hemos sido y para saber a dónde podemos ir", ha estimado.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS PARA CONOCER A LA INFANTA

María Teresa de Vallabriga, Rozas, Español y Drummond de Melfort nace en Zaragoza el 6 de noviembre de 1759. Infanta de España, fue condesa de Chinchón, esposa del infante don Luis Antonio de Borbón y Farnesio (1727-1785), hermano del rey Carlos III, y suegra de Manuel Godoy.

Para dar a conocer su figura, la muestra se completa con una programación de visitas guiadas para adultos, el taller de familias 'Teresa de Vallabriga, su familia y Zaragoza', y los talleres para escolares 'Teresa de Vallabriga y el Patio de la Infanta' y 'Teresa de Vallabriga, amiga y mecenas de Goya'.

La exposición podrá visitarse de lunes a sábados, de 9.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas y los domingos y festivos en horario de mañana, de 11.00 a 14.00 horas, con entrada libre.