Iglesias, convencido de que la Carta Magna "evolucionará" cuando haya "un ambiente propicio"

Actualizado 06/12/2009 18:52:21 CET

ZARAGOZA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, se mostró hoy convencido de que la Constitución española de 1978 "evolucionará" cuando "haya un ambiente propicio" y se puedan alcanzar acuerdos duraderos.

Iglesias asistió hoy, en Madrid, a la conmemoración oficial del trigésimo primer aniversario de la aprobación de la Carta Magna, que tuvo lugar en el Congreso de los Diputados.

En declaraciones a los medios de comunicación, el también secretario general de los socialistas aragoneses recordó que, teniendo en cuenta cómo ha avanzado la sociedad en los últimos 31 años, 1978 "queda muy atrás".

Cuando se pueda llegar a un acuerdo, será posible reformar la Constitución, continuó Iglesias, quien se mostró seguro de que un proceso de reforma en estas condiciones "funcionará" y añadió que el propio texto constitución incluye los procedimientos de reforma del mismo.

El jefe del Ejecutivo autónomo recordó que el periodo de vigencia de la Constitución de 1978 "coincide con los mejores años de Historia de nuestro país", por lo que el día de hoy es "importante". A esto añadió que todo el funcionamiento de la sociedad española surge del "gran pacto constitucional" de 1978.

Asimismo, el presidente aragonés señaló que los ponentes constitucionales "estaban en partidos distintos, defendían posiciones distintas, pero fueron capaces de entenderse y esa es la gran enseñanza" de aquel proceso constituyente.

La celebración de hoy estuvo marcada por el recuerdo a dos de los redactores del documento constitucional, Gabriel Cisneros y Jordi Solé Tura, ya desaparecidos, de los que el presidente Marcelino Iglesias destacó su capacidad para alcanzar acuerdos desde posiciones políticas diferentes.

El presidente de Aragón ha manifestado también su satisfacción ante el hecho de que, por primera vez, el lehendakari vasco, Patxi López, haya asistido a los actos conmemorativos de la aprobación de la Carta Magna.

El Congreso de los Diputados fue el escenario del acto conmemorativo de la Carta Magna, que presidió el presidente de las Cortes Generales, José Bono, y Javier Rojo, presidente del Senado.

Asistieron también, además del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, varios ministros, la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Divar, y los presidentes de Cataluña, José Montilla, y de Castilla-La Mancha, José María Barreda.