Iglesias dice que la política es la única instancia capaz de "tomar decisiones" en "estos momentos de dificultad"

Actualizado 04/12/2009 16:06:50 CET

Las Cortes de Aragón celebran un acto institucional del XXXI aniversario de la Constitución Española

ZARAGOZA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, afirmó hoy que la política es la única instancia capaz de "tomar decisiones para resolver estos momentos de dificultad". En la celebración institucional del trigésimo primer aniversario de la aprobación de la Constitución española de 1978, el jefe del Ejecutivo autónomo y el presidente de las Cortes, Francisco Pina, mencionaron la actual crisis económica.

El acto tuvo lugar en el Salón San Jorge del Palacio de La Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, en el que el presidente aragonés lamentó el fallecimiento, hoy, del ex-dirigente socialista y padre de la Constitución Jordi Solé Tura.

La política es la única instancia "capaz de tomar decisiones para resolver estos momentos de dificultad", proclamó el jefe del Ejecutivo autónomo, quien opinó que uno de los mayores éxitos de la Constitución de 1978 es su flexibilidad para "adaptarse a la evolución del conjunto de la sociedad española", entre otros motivos porque fue redactada de tal manera que podía ser reformada y dejó "espacios para la crítica", desde donde se puede realizar "la permanente tarea de profundizar y mejorar" la democracia y donde cada actor político debe ser respetado.

En su intervención, el jefe del Ejecutivo autónomo defendió el Estado autonómico y la armonización de la descentralización de competencias y servicios con la integración de España en la Unión Europea (UE), todo lo cual ha permitido el "progreso social" que ha experimentado España en las últimas décadas.

Sin "la concertación social, el diálogo, los pactos políticos" no se podría haber alcanzado este nivel de progreso, continuó Marcelino Iglesias, quien afirmó que la Constitución de 1978 fijó las reglas de la democracia. Iglesias recordó cómo el pasado martes, 1 de diciembre, entró en vigor el Tratado de Lisboa, "un nuevo Tratado que nace para mejorar la toma de decisiones, aumentar la democracia interna y lograr un mayor protagonismo" de la UE en el ámbito internacional.

Según el presidente aragonés, con el Tratado de Lisboa, la UE puede aumentar su influencia en un mundo "cada vez más pequeño y más globalizado". La Constitución de 1978 consagró el Estado social y democrático de Derecho, continuó Iglesias, quien señaló que las comunidades autónomas son "uno de los elementos esenciales del pacto constitcional" mediante las cuales se resuelven "definitivamente" las "tensiones entre centro y periferias".

El Gobierno central y los Gobiernos autonómicos "miramos a Europa como un espacio compartido donde actuar políticamente", dijo Iglesias. El presidente aragonés destacó la reforma, en 2007, del Estatuto de Autonomía, que aumentó las competencias de Aragón respecto a Europa, que también se incrementan por el reconocimiento del Tratado de Lisboa hacia las regiones europeas dotadas de autonomía.

CIUDADANOS QUE SUFREN LA CRISIS

Por su parte, el presidente de las Cortes de Aragón, Francisco Pina, inició su intervención recordando a todos los ciudadanos que están sufriendo la crisis, entre los que citó a los parados, los trabajadores que temen su despido, los profesionales autónomos con dificultades, los trabajadores inmigrantes, los que están subsistiendo con ayudas sociales, a quienes dijo que "no están solos" y que son "la primera preocupación de quienes integramos este Parlamento", a lo que añadió que las Cortes siempre han estado al lado de los menos favorecidos, más en el actual contexto de crisis.

"La salida de este trance requiere el concurso de todos", señaló Pina, quien proclamó la vigencia del derecho constitucional al trabajo y subrayó la voluntad de los españoles de convivir con un orden social y económico "justo" que dé a todos la suficiente calidad de vida. Como presidente de las Cortes autónomas, Pina dio el "ánimo" a quienes peor lo están pasando, tras lo que opinó que lo peor de la crisis ha pasado.

OPEL

De la crisis interna de la multinacional del automóvil Opel, Francisco Pina dijo que debe haber "una salida razonable". También Agradeció a todos los Grupos Parlamentarios su "ejercicio de sensatez" al no politizar la crisis de la planta que OPEL tiene el Figueruelas (Zaragoza) y recordó que "todos" han tenido siempre presente la importancia del sector de la automoción en Aragón y añadió que es "imprescindible" la "búsqueda de consensos" para conseguir los objetivos básicos de la Comunidad.

El presidente de las Cortes de Aragón apeló al espíritu de consenso que presidió la Transición a la democracia, entre los partidos más importantes. Pina también aludió a la Unión Europea (UE) y recordó cómo el pasado mes de noviembre se conmemoró el vigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín y, también semanas atrás, se aprobó definitivamente el Tratado de Lisboa, que ha permitido crear una suerte de Ejecutivo de la UE.

La celebración del aniversario de la Constitución de 1978 debe servir para recordar que la libertad "no es un bien inamovible" y debe ser renovada constantemente. Como ejemplo de esta necesidad, Pina recordó que sigue habiendo grupos terroristas. Menciono "otras agresiones y amenazas", como la corrupción, que genera "desencanto" respecto de la política, tras lo que animó a todos a reflexionar y adoptar medidas preventivas.

Pina confió en que pronto se ponga en marcha la Cámara de Cuentas, el órgano de ámbito aragonés que fiscalizará las cuentas de todas las Administraciones públicas de la Comunidad Autónoma.

El presidente de las Cortes prosiguió afirmando que es preciso que todos los partidos respeten las reglas del juego y subrayó que el Parlamento aragonés es equiparable a los más avanzados. Pina destacó la "enorme responsabilidad" de los medios de comunicación porque sin la información no es posible "una verdadera democracia", tras lo que remarcó el "inestimable" servicio que presta a la democracia.

LECTURA DE LA CARTA MAGNA

Durante el acto, varias personalidades subieron al estrado para dar lectura a algunos de los artículos constitucionales más significativos. Así, el sacerdote jesuíta y director del Centro Pignatelli, Jesús María Alemany, leyó el artículo 10, relativo a la dignidad de toda persona.

La secretaria general de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Rosa Santos, leyó el artículo 38, sobre la libertad de empresa; el periodista y director de Cáritas Zaragoza, Carlos Sauras, dio lectura al artículo 41, relativo a las ayudas públicas a las personas sin recursos.

La presidenta del Consejo de la Juventud de Aragón, Marina Ortiz de Zarate, dio lectura al artículo 48, dedicado a la juventud; el presidente del Consejo Territorial de ONCE-Aragón, José Antonio Bes, leyó el 49, según el cual los poderes públicos deberán procurar la rehabilitación e integración de las personas discapacitadas.

La representante de UGT, Carmen García, leyó el artículo 118, que se refiere a que toda la riqueza del país está subordinada al interés general.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies