Iglesias, número tres del PSOE federal, sitúa a Almunia en el Gobierno de Aragón

Actualizado 20/10/2010 22:27:53 CET

ZARAGOZA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, será desde este sábado nuevo secretario de Organización del PSOE federal, cargo orgánico que combinará con la Presidencia del Ejecutivo, en la que le apoyará la hasta ahora secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional y candidata del PSOE a la Presidencia de Aragón, Eva Almunia, quien será la nueva consejera de Presidencia.

A primera hora de esta mañana, el presidente del Gobierno central y secretario general del PSOE federal, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho públicos los cambios introducidos en el Consejo de Ministros, donde no sólo cambia el titular de Trabajo, sino que desaparecen Vivienda e Igualdad, entre otras modificaciones.

La valenciana Leire Pajín dejará la secretaría de Organización del partido a nivel federal para ocupar la cartera de Sanidad, Igualdad y Política Social, de tal manera que el cargo orgánico que ahora ocupa queda libre y pasará a Marcelino Iglesias.

Marcelino Iglesias coronará de esta manera su progresiva carrera política, que inició en 1983 como alcalde de su localidad natal, Bonansa (Huesca), un municipio de la Franja ubicado a escasos kilómetros de la provincia catalana de Gerona, donde Iglesias sigue empadronado y con cuyos vecinos habla habitualmente en catalán, su lengua materna, de cuyo conocimiento hace gala y que emplea con fluidez.

En 1987 entró en la Diputación de Huesca, donde llegó a ocupar la Presidencia hasta 1995. Después de apoyar al que fuera presidente del Gobierno de Aragón José Marco (1993-1995), Iglesias accedió a la Presidencia del Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes de Aragón, cargo que todavía ostenta.

Tras ganar unas disputadas elecciones primarias con el turolense Isidoro Esteban, Iglesias concurrió a las elecciones autonómicas de 1999 como candidato a la Presidencia del Gobierno de Aragón, quedando segundo, tras el popular Santiago Lanzuela, a quien arrebató el apoyo del Partido Aragonés (PAR).

Con el presidente del PAR, José Ángel Biel, gobierna desde entonces en la coalición más duradera de España, no sólo en el Gobierno regional, sino en los ayuntamientos de las tres capitales provinciales, las Diputaciones Provinciales, comarcas y ayuntamientos.

DISCRECIÓN Y CALMA

Marcelino Iglesias, formado en el Seminario de Barbastro (Huesca), es enemigo de las estridencias, las palabras gruesas y las decisiones repentinas. Tiene la cualidad de la discreción y ha sabido mantener en calma el seno del PSOE y la Comunidad Autónoma.

Como presidente del Gobierno aragonés encabezó la oposición al jefe del Gobierno central José María Aznar, cuyo ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, anunció en el año 2000 el proyecto de trasvase del río Ebro. También colaboró para movilizar a la ciudadanía contra la guerra de Irak.

En el plano económico, ha trabajado para diversificar la economía, tradicionalmente dependiente de la automoción y actualmente dedicada en un 60 por ciento al sector servicios, por la influencia de subsectores como el turismo, los deportes de nieve y el comercio.

Marcelino Iglesias ha impulsado la logística con sendas plataformas en Zaragoza, Teruel, Huesca y Fraga (Huesca). En este ámbito, trabaja para favorecer la construcción, a medio o largo plazo, de la Travesía Central del Pirineo (TCP), para potenciar el transporte de mercancías por ferrocarril entre Marruecos y Algeciras y Francia a través de Aragón.

Con Marcelino Iglesias se ha reformado el Estatuto de Autonomía y se han creado nuevos servicios públicos, como el embrión de la futura Policía Autonómica o la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión. Ha privilegiado el medio rural, llevando servicios como la atención sanitaria urgente o la Educación pública hasta los lugares menos desarrollados.

Bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, ha aceptado sendas iniciativas de trasvase o detracción de aguas del Ebro con destino a Cataluña, finalmente no ejecutadas, y ha dado el visto bueno a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), pese a los recortes y la falta de ejecución.

Ha impulsado la celebración de la Exposición Internacional de Zaragoza en 2008. En 2009 envió a las Cortes la Ley de Lenguas de Aragón, cuyo objetivo es proteger el aragonés y el catalán de Aragón.

EVA ALMUNIA

Eva Almunia forma parte del equipo de Iglesias desde hace décadas y se inició en política en 1983 como concejala en Esplús (Huesca), para continuar en la Diputación Provincial (DPH) y, en 2001, acceder al Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, de la mano de Iglesias.

Como consejera aprobó el curriculum aragonés, extendió la financiación pública a los centros educativos concertados y favoreció la aprobación de la Ley autonómia de creación de la Universidad San Jorge (USJ). También ha potenciado la Educación bilingüe español-lenguas extranjeras.

La llegada de Eva Almunia al Departamento de Presidencia supone la salida de este cargo de Javier Velasco, diputado autonómico y defensor de Iglesias desde un cargo que le ha obligado a sustituir al presidente en innumerables comparecencias parlamentarias para dialogar con la oposición sobre asuntos espinosos. Velasco, un veterano del PSOE-Aragón, sigue a la espera de un nuevo destino.

COMPATIBILIDAD

Los cinco partidos políticos representados en las Cortes de Aragón han reaccionado a la noticia a lo largo de la jornada. El socialista Jesús Miguel Franco ha celebrado la designación de Iglesias, que ha considerado positiva de todo punto, mientras que el regionalista Javier Allué ha confiado en que su nombramiento favorezca a Aragón.

Desde la oposición parlamentaria, Eloy Suárez (PP), Nieves Ibeas (CHA) y Adolfo Barrena (IU) han exigido a Iglesias que se dedique a Aragón y han dudado o negado que sea posible compatibilizar ambos cargos.