Imputada por maltrato animal la responsable de una protectora

 

Imputada por maltrato animal la responsable de una protectora

Imputada por el maltrato animal la responsable de una protectora.
GC
Actualizado 05/07/2015 2:16:48 CET

ZARAGOZA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La responsable de una protectora de animales ha sido imputada por Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil por maltratar a perros a los que acogía en unas instalaciones situadas en el barrio zaragozano de Garrapinillos.

El pasado 26 de agosto, un ciudadano alertó a los agentes del SEPRONA de que los perros que se encontraban en una protectora animal de Garrapinillos estaban en unas condiciones desesperantes y perjudiciales.

Esta información también llegó a los guardias civiles a través de un técnico de protección animal del Ayuntamiento de Zaragoza, quien había sido informado por otra persona.

El día 5 de septiembre, los agentes de SEPRONA realizaron una inspección a las instalaciones de la protectora, con la colaboración de veterinarios de la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA) del Gobierno de Aragón.

Los guardias civiles localizaron en la protectora a 39 perros de diferentes razas --todos ellos con microchip excepto dos-- que se encontraban sueltos en cercados vallados y alguno de ellos en habitáculos (cheniles), con unas condiciones higiénico sanitarias que no eran las adecuadas para su bienestar.

En este contexto, SEPRONA solicitó a la responsable de la protectora realizar una inspección en una segunda parcela perteneciente a las instalaciones. Allí se hallaron 21 perros de distintas razas sueltos por la parcela, todos con su correspondiente microchip excepto uno, encontrándose en unas condiciones deplorables.

En el momento de la inspección, los agentes observaron cómo uno de los canes, que se encontraba moribundo y tumbado en el suelo, estaba siendo atacado por el resto de perros de la parcela, por lo que el veterinario de la OCA solicitó la presencia de personal de la clínica veterinaria para proceder a la sedación y sacrificio del animal.

Además, el SEPRONA observó numerosas infracciones administrativas, como la falta de vacunación antirrábica y que ninguna de las instalaciones disponía de núcleo zoológico autorizado por el Gobierno de Aragón.

Continuando con la investigación, el día 8 de septiembre el SEPRONA tuvo conocimiento de la muerte de un segundo perro en las citadas instalaciones, lo que motivó regresaran a la protectora a realizar una segunda inspección, acompañados por personal de la OCA.

En esta ocasión se localizó un saco de grandes dimensiones en cuyo interior había un animal muerto, un mastín que se encontraba hinchado y en avanzado estado de descomposición, circunstancias que impidieron realizar la lectura del microchip.

Por todo lo anterior, ese mismo día los agentes procedieron a imputar a la responsable de la protectora animal un presunto delito de protección de la fauna, flora y animales domésticos (maltrato animal).

Tras la actuación del SEPRONA, los servicios veterinarios oficiales han adoptado medidas cautelares de traspasar los animales a Centros de Protección Animal de Zaragoza, todo ello con la finalidad de garantizar su bienestar.

OTRAS DOS INSPECCIONES

El SEPRONA realizó, en octubre de 2013 y abril del presente año, otras dos inspecciones en las citadas instalaciones donde observaron numerosas infracciones administrativas de protección animal.

Igualmente, la persona responsable de la protectora ha sido imputada en dos ocasiones por un presunto delito de apropiación indebida. Todo ello tras ser denunciada por dos personas que dejaron perros a su cargo para su cuidado y cuando regresaron a recogerlos no les fueron entregados.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies