El incendio de Atarés (Huesca) afecta a unas 70 hectáreas de vegetación

Actualizado 08/08/2016 11:00:11 CET

HUESCA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos de extinción del incendio del monte de Atarés (Huesca), cerca de Santa Cruz de la Serós, que se inició en la tarde de este sábado, originado por un vehículo agrícola, continúan con la incorporación de un helicóptero más y un incremento de efectivos. Se calcula que han ardido hasta el momento unas 70 hectáreas de vegetación forestal, compuesta sobre todo por pinar de pino silvestre y quejigar.

Las cuadrillas terrestres a lo largo de la noche han logrado frenar la virulencia del fuego, sobre todo en el flanco derecho, el que se sitúa en dirección al Monasterio de San Juan de la Peña. En todo caso, todavía no puede darse por estabilizado, según han indicado desde el Gobierno de Aragón. Como medida de precaución se procedió ayer al desalojo de la hospedería y los Monasterios Nuevo y Viejo de San Juan de la Peña.

La situación resulta más preocupante en el flanco izquierdo del incendio. Allí encuentra un barranco con dificultades de acceso y en el que, por otra parte, también es previsible que el viento complique más las labores de extinción.

En el siniestro trabajan efectivos humanos algo superiores en número al del día de ayer y un helicóptero más, el de la base Peñalba. Este aparato realizará varios ciclos de refresco antes de regresar a su base para cubrir posibles riesgos en la zona oriental de Aragón.

En total hay diez aeronaves actuando sobre la zona: seis helicópteros del Gobierno de Aragón --Ejea de los Caballeros, Brea de Aragón, Bailo, Boltaña, Peñalba y el helicóptero de coordinación-- y otras 5 del Ministerio de Medio Ambiente --el helicóptero de gran capacidad Kamov, dos de la BRIF de Daroca y dos hidroaviones--.

Además, se han incorporado a lo largo de la noche y a primeras horas de la mañana el vehículo del Puesto de Mando Avanzado y cuatro técnicos de análisis y gestión que se unen a los Agentes de Protección de la Naturaleza y técnicos que ya trabajaban en el incendio.

Aunque la carretera A-1603 continua cortada y los monasterios y la hospedería de San Juan de la Peña desalojados como medida preventiva, se ha rebajado el nivel de gravedad del incendio a nivel 0, al no existir ya riesgo para las personas del entorno.