Interceptados dos cargamentos de marihuana en Sabiñánigo e Ipiés

Interceptados dos cargamentos de marihuana en la provincia de Huesca
POLICÍA NACIONAL
Actualizado 09/06/2016 12:47:24 CET

HUESCA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han interceptado en mayo dos cargamentos de marihuana con ocasión de los controles que realiza la Unidad de Extranjería y Documentación de Canfranc en carreteras fronterizas con Francia, uno en Sabiñánigo y otro en Ipiés, aprehendieron 31 kilogramos de cogollos de marihuana y 140 plantas de esta sustancia, respectivamente.

La Comisaría Provincial de Huesca ha informado en una nota de prensa que el pasado sábado, 21 de mayo, se aprehendieron 31 kilogramos de cogollos de marihuana, ocultos en los palés de una furgoneta de mercancías.

Para evitar que fuera detectado, el alijo había sido cuidadosamente empaquetado, con un doble embalaje hermético, y con una capa de pimienta, para camuflar el olor de la sustancia estupefaciente.

Esta intervención tuvo lugar durante un control móvil establecido en la carretera nacional 330, a la altura de Sabiñánigo. Los agentes pararon una furgoneta de gran volumen, rotulada para el transporte de mercancías, procedente de Málaga y con destino Polonia, que transportaba en su interior seis palés que contenían maletas de viaje nuevas de baja calidad.

El escaso valor de lo transportado, que no compensaba los gastos de un trayecto tan largo, hizo sospechar a los agentes de que realmente el conductor estuviera ocultando mercancía ilícita oculta por lo que desembalaron los palés y descubrieron que en el último de ellos, ubicado al fondo del habitáculo, trece maletas con marihuana.

Los agentes localizaron un total de 34 bolsas selladas por este método, cada una con cargas que rondaban el kilogramo de cogollos de esta sustancia. El conductor fue detenido, acusado de delito de tráfico de drogas, y puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Jaca, que dispuso su ingreso en prisión.

140 PLANTAS

Dos días después, el 23 de mayo, se incautaron 140 plantas de marihuana, durante un control móvil establecido en la carretera nacional 330, a la altura de Ipiés. Los agentes observaron que un vehículo, al percatarse de la presencia policial, daba marcha atrás, abandonando la vía principal e introduciéndose en un camino rural.

Una patrulla localizó este coche parado junto a una acequia y a los dos ocupantes del mismo, dos jóvenes, lanzando dos cajas al agua, tratando de huir al verse descubiertos.

Los agentes lograron recuperar las cajas arrojadas al agua, así como otra que todavía permanecía en el maletero, conteniendo un total de 140 plantas de marihuana. Los dos ocupantes fueron detenidos por delito de tráfico de drogas y puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Jaca, que dispuso su libertad con cargos.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies