IU alerta de la pérdida de empleo en Cuencas Mineras, donde en los últimos 18 meses se pierden 336 puestos de trabajo

Actualizado 24/02/2009 20:06:20 CET

TERUEL, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida (IU) alertó hoy de que en los últimos 18 meses se han perdido 336 puestos de trabajo en la Cuenca Minera Central, lo que supone una destrucción del 44 por ciento del empleo de esta zona de la comarca. Además, pusieron de manifiesto que la mayor parte de estos puestos de trabajo correspondían al sector del metal, el mayoritario en la comarca tras la reconversión minera.

En rueda de prensa, el representante de IU en la Comarca, Félix Rubio, aseguró que la situación es "grave" aunque todavía no sea "desesperante", pero señaló que "cuando se acaben los subsidios podría empeorar". Además, apuntó que "tanto los cierres de las empresas, como los Expedientes de Regulación de Empleo suponen una gran precariedad en el empleo de la Comarca, una gran inseguridad de los trabajadores y un lastre para el despegue económico de la zona".

Rubio aseguró que, a pesar de que estos problemas "el Gobierno de Aragón aún no ha hecho lo que queremos que haga". En este sentido, afirmó que llevan 18 meses esperando una respuesta del Ejecutivo autónomo, tras una solicitud de reunión para analizar la situación de la Comarca. Así manifestó que el Gobierno aragonés "no ha dado la cara" en la Comarca de las Cuencas Mineras".

El representante de la formación de izquierdas pidió que "den la cara", aunque aseguró que "no le estamos pidiendo que den subvenciones sin control, sino que venga a la Comarca o nos llame para hablar de los problemas que tenemos". Según dijo, "no es aceptable que desde hace un año y medio estemos esperando una respuesta que no llega ni de Industria, ni de Economía". Una situación que Rubio calificó que "vergonzosa".

En este sentido, anunció que IU presentará dos mociones en la comarca y en aquellas localidades en las que tengan representación para exigir, de un lado que se vuelva a reunir la Mesa Comarcal del Empleo y de otro, que el Gobierno de Aragón ofrezca soluciones.

Por último, reconoció que es difícil dar la vuelta a esta situación, pero al menos hay que tratar de "frenarla", dijo Rubio. Para ello, "las instituciones y las entidades que tienen la responsabilidad, la asuman y afronten este situación".