IU pide fijar en diez los domingos y festivos de apertura en Aragón

Patricia Luquin
EUROPA PRESS
Publicado 04/01/2016 13:42:38CET

   ZARAGOZA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Izquierda Unida (IU) ha anunciado que presentará enmiendas al proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad autónoma para fijar en diez los domingos y festivos de apertura en Aragón.

   De esta forma IU mostrará de nuevo su oposición al Decreto-Ley de horarios comerciales aprobado por el anterior Ejecutivo aragonés y cuya Orden fue publicada en el BOA el pasado 4 de septiembre y lo hará con la presentación de enmiendas al proyecto de ley de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad Autónoma.

   Así, la portavoz de IU en las Cortes, Patricia Luquin, recuerda el rechazo de su formación política y social a la norma por la que se fijaron en once los días de apertura en domingos y festivos y anuncia que presentará una enmienda para modificar el texto y sustituir donde dice "once" por "diez", recuperando el mínimo establecido por el Estado que quedó marcado en 10 domingos o festivos de apertura para las grandes superficies comerciales.

    IU respalda, de esta manera, las reivindicaciones contra el "abuso" de los grandes centros comerciales y defiende la tradición comercial y el empleo que Aragón tiene para evitar la desvertebración del territorio que causa la concentración y masificación de grandes superficies comerciales en la ciudad de Zaragoza.

   La Comisión de Empleo del Parlamento Europeo votó "no" a la obligatoriedad de trabajo en domingos y votó "si" a trabajar por salarios que permitan una vida digna para las personas que trabajan en este sector, ha recordado IU en una nota de prensa.

   "Sin embargo, aquí en Aragón y en España, les congelan los salarios, les obligan a trabajar más horas por menos dinero, y los domingos y festivos los trabajan sin ninguna compensación", ha criticado la diputada de IU en las Cortes de Aragón, Patricia Luquin.

   "Esta situación laboral -ha añadido- conlleva que estas trabajadoras y trabajadores tengan cada vez más complicado ejercer sus derechos en materia de conciliación de la vida familiar y laboral, cuando el único objetivo de las grandes empresas del sector es aumentar sus beneficios teniendo esto, además, un efecto de arrastre sobre las condiciones laborales en el pequeño comercio".

   Con sus enmiendas en esta materia, Izquierda Unida quiere apoyar a estas trabajadoras y trabajadores y fomentar la compra en el comercio de proximidad, en su apuesta por la generación de una nueva cultura del consumo que sirva para propiciar una mayor cohesión social y tenga en cuenta los principios del Comercio Justo y la Responsabilidad Social Corporativa.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies