IU propone incrementar en 52 millones la recaudación en Aragón para afrontar la "preocupante" situación de los excluidos

Actualizado 29/12/2009 13:23:37 CET

ZARAGOZA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado autonómico de Izquierda Unida de Aragón, Adolfo Barrena, propuso hoy incrementar en 52 millones de euros la recaudación impositiva del Gobierno de Aragón para afrontar la "preocupante" situación de parados, trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) y las familias en el umbral de la pobreza, entre otros, según indicó en rueda de prensa.

Barrena eludió presentar "de una manera tremendista", pero tampoco "triunfalista", el momento económico actual y comentó que un cambio de Gobierno "no resuelve a las personas absolutamente nada" si el relevo es "la derecha profunda", cuyas recetas económicas incluyen "una fiscalidad de República bananera".

El también miembro de la dirección federal de IU expresó que una parte importante de la ciudadanía aragonesa considera que su situación "no es tan dramática ni tan preocupante" como la de los 90.000 parados o los aproximadamente 12.000 trabajadores que han padecido una media de cuatro meses de paro a través de los expedientes de regulación de empleo (ERE).

Barrena dijo que el Gobierno autónomo tiene muy poca sensibilidad social y alertó de que las peticiones de ayudas de emergencia han aumentado casi un 70 por ciento, tras lo que avisó del incremento de la economía sumergida.

Aragón es la Comunidad autónoma en la que más deprisa se destruye empleo, opinó Adolfo Barrena, quien urgió a "abordar una serie de mecanismos" con medidas económicas, de empleo y de protección social.

Frente a ello el Gobierno autónomo está "maniatado" por dos dependencias, como son la política fiscal del propio PSOE, que se basa en "cargar toda la recaudación" en la renta de los trabajadores y las actividades económicas vinculadas al IVA, los impuestos indirectos y las transmisiones patrimoniales.

El PSOE recauda "de la manera más injusta y antisocial que se conoce", según Barrena, quien señaló que "desde los tiempos de la UCD", cuando las rentas muy altas tenían una presión fiscal del 65 por ciento, estas rentas han visto cómo se rebajaba su presión fiscal un 22 por ciento.

La segunda dependencia del Gobierno autónomo proviene del modelo financiero que el PSOE "ha impuesto a todas las comunidades autónomas", junto con la aplicación de la normativa europea de estabilidad presupuestaria y la pérdida de ingresos "por no hacer que la Iglesia Católica pague sus impuestos por sus propiedades, sus obras, sus transacciones", todo lo cual hace que para poner en marcha las políticas sociales la primera cuestión sea incrementar la recaudación, según IU.

RESPONSABILIDAD

Por su parte, el concejal de IU-Zaragoza, José Manuel Alonso, destacó la "responsabilidad, la preocupación social y la actuación crítica" de la coalición ante la crisis. Alonso dijo que la lucha para mejorar la situación de los colectivos más desfavorecidos "ha presidido" la actuación de IU-Zaragoza, al igual que en el resto de la Comunidad autónoma.

De la preocupación por lo social, José Manuel Alonso explicó que están apareciendo nuevos grupos sociales empobrecidos que demandan vivienda y alimentos, y recordó que IU continúa siendo crítica con el modelo económico, en especial "el ladrillo, la venta de suelo, la especulación", fenómenos económicos de los que negó que sean una solución a los problemas económicos.

Alonso exigió, de nuevo, potenciar el carácter progresivo del sistema fiscal, en lugar de la política fiscal "errática" actualmente vigente. IU ha marcado una política fiscal en el Ayuntamiento de Zaragoza, continuó el concejal de IU-Zaragoza, quien apostó por priorizar la lucha contra el paro, "la mayor de las lacras que sufre nuestra sociedad hoy".

En especial, recomendó impulsar las políticas activas de empleo y "paliar desde lo social los efectos del paro". José Manuel Alonso presentará en enero un acuerdo con el equipo de Gobierno Local de Zaragoza sobre las inversiones del FEIL, recordó. José Manuel Alonso aprovechó para recordar que "la sintonía política" depende siempre de "la confianza entre las partes".