La izquierda aprueba los Presupuestos autonómicos de 2018 para impulsar el crecimiento y los servicios sociales

Fernando Gimeno
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 18:54:16CET

ZARAGOZA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de izquierdas de las Cortes de Aragón, formada por PSOE y CHA, socios de Gobierno, Podemos e IU, ha aprobado este miércoles, en sesión plenaria, el proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2018, que prevé un gasto global de más de 6.100 millones de euros, más de 5.300 de gasto no financiero. Han votado en contra PP, PAR y Cs, absteniéndose la formación naranja en la sección de Innovación, Investigación y Universidad.

La cámara, en su fase de Ponencia, días atrás, ha aprobado 358 de las 1.293 enmiendas parciales presentadas por los Grupos Parlamentarios, 161 por unanimidad, moviendo 54 millones de euros de las partidas iniciales.

Los Presupuestos de 2018 pretenden consolidar la recuperación de los servicios públicos, iniciada con la investidura del presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán, así como impulsar el crecimiento y la generación de empleo, tras dejar atrás la región lo peor de la crisis.

NEGOCIACIÓN

El Gobierno de Aragón, encabezado por el consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno, ha negociado las cuentas de 2018 con Podemos, en un diálogo que ha durado varias semanas y que ha sido más rápido que el realizado el año pasado, cuando el proyecto de ley se aprobó en mayo. También han negociado con IU, en el marco de los acuerdos de investidura y legislatura de unión de los partidos de izquierda.

Durante la tramitación del proyecto de ley han sobresalido algunas cuestiones, como la enseñanza concertada, financiada en 2017 tras una modificación presupuestaria, o el presupuesto comarcal y la política territorial, pero también del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA).

A falta de que una mesa pública llegue a un acuerdo con el Gobierno regional, el proyecto de ley recoge las tarifas previstas para este año, sin que Podemos haya logrado que la Ponencia votara una enmienda que preveía una moratoria, lo que el Ejecutivo no ha permitido, previo informe jurídico vinculante, por conllevar una minoración de ingresos.

La oposición de PP, PAR y Cs ha rechazado, de nuevo, la presión fiscal que suponen estos Presupuestos, que no ha variado respecto de la reforma de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2016, al tiempo que han exigido más inversión en carreteras o en innovación y han urgido a construir el nuevo Hospital de Alcañiz.

El Gobierno ha anunciado su intención de igualar o mejorar el grado de ejecución presupuestaria del año pasado, en torno al 97 por ciento, durante los meses que tiene para llevarlo a cabo, antes de cerrar la caja presupuestaria. Con la aprobación de estos Presupuestos, el Ejecutivo de Lambán encara el inicio del último tramo de la legislatura, ya que en mayo de 2019 se celebrarán elecciones autonómicas y municipales.