Jóvenes del Centro de Internamiento de Juslibol participan en un proyecto de creación artística

Publicado 25/06/2015 19:29:40CET

ZARAGOZA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fundación La Caixa ha seleccionado, dentro de su programa Arte para la mejora social, el proyecto Alfar Sonoro en el que está previsto que participen siete jóvenes internados en el Centro de Educación e Internamiento por Medida Judicial de Juslibol (CEIMJ).

La iniciativa está diseñada por Ad Hoc Gestión Cultural y en ella colaboran Gonzalo Alonso, como artista, la FAIM --que gestiona este centro de internamiento-- y Cerámicas El Cierzo, estas dos últimas como entidades sociales.

Por su parte, la Fundación La Caixa cofinancia el proyecto con una ayuda de 11.820 euros, han informado desde Ad Hoc Gestión Cultural en una nota de prensa. El proyecto tendrá una duración de dos meses y medio y se inaugurará este viernes, 26 de junio, mietras que finalizará con un concierto interpretado por los participantes el 4 de septiembre.

Alfar Sonoro incluye un taller de creación cerámica, impartido por Eduardo Casas, de Cerámicas el Cierzo, en el que se elaboran instrumentos musicales, y otro de creación musical, impartido por Gonzalo Alonso, donde aprenderán a tocarlos y a componer.

Los asistentes aprenderán la técnica del modelado y su decoración; participarán activamente en el conocimiento de los instrumentos sobre los que trabajar, su historia, sus posibilidades, su sonoridad, su capacidad, y realizarán con ellos en un concierto final en el que interpretarán una creación musical que conjuntamente hayan compuesto.

SESIONES DE ASESORAMIENTO

Todo el proceso de Alfar Sonoro contará con sesiones de coaching, apoyadas con técnicas de mindfulness, que dirigirá la empresa Ad Hoc Gestión Cultural.

El proyecto surgió del interés de trabajar con jóvenes con dificultades en su desarrollo personal, un itinerario formativo artístico que contribuyera al cambio del concepto sobre sí mismos, de las habilidades de interrelación y del sentido de pertenencia al grupo, han apuntado las citadas fuentes.

Respecto a las disciplinas artísticas elegidas, la cerámica ha sido seleccionada porque la comunicación entre la arcilla y el propio interior "favorece el autoconocimiento", mientras que la música ha demostrado un "comprobado funcionamiento como ayuda en la mejora a nivel físico, psicológico, intelectual y social de personas que tienen problemas de salud o educativos", ha dicho desde Ad Hoc Gestión Cultural.