El Justicia de Aragón da la razón a UGT en su queja presentada por la falta de personal en residencias de mayores

Publicado 09/06/2018 10:00:53CET

ZARAGOZA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Justicia de Aragón ha dado la razón a UGT en su queja presentada por la falta de personal en residencias de mayores. El sindicato ha deseado que la Consejería de Derechos Sociales y Ciudadanía del Gobierno autonómico tenga en cuenta "de forma inmediata" las sugerencias realizadas por la institución del justiciazgo.

La Federación de Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha criticado en numerosas ocasiones que el número de trabajadores de atención directa en estos centros está "muy por debajo" del mínimo de personal necesario para atender a las personas mayores.

El sindicato ha explicado que aunque la administración ha aumentado el número de conciertos de camas a las empresas gestoras de estos centros, este incremento debe ir unido a una normativa de centros que exija a las empresas un "adecuado y suficiente personal" para "una atención de calidad".

El Justicia de Aragón ha elevado una sugerencia al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón a través de la cual se pide que de la máxima prioridad y a la reforma de la normativa actual, de forma que se actualicen ratios de personal y se optimicen las condiciones laborales como garantía de calidad del servicio.

La normativa que regula las ratios de personal en Aragón es del año 1992 (Decreto 111/1992) desde FeSP UGT se considera que es una normativa "desfasada, anacrónica y que mantiene una situación generalizada de precariedad laboral".

CONTROL Y SEGUIMIENTO

El Justicia de Aragón también señala al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales que intensifique el control y seguimiento de los centros respecto a las ratios de personal establecidos por el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Aragón.

Este acuerdo que no se está cumpliendo en Aragón, regulaba las ratios de personal respecto a la atención directa de las personas dependientes en los centros residenciales y centros de día indicando unas ratios mínimas de personal.

El Justicia de Aragón ha reclamado también al Departamento a que inste a las empresas a negociar un Convenio del sector de "buena fe", ante el bloqueo de la negociación del Convenio Colectivo que finalizó en 2013 y que afecta a cerca de 10.000 trabajadores en Aragón.