El Justicia solicita al Ayuntamiento que solucione un problema de olores por contenedores de basura

Contenedores de basura en Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 27/12/2012 11:32:24 CET

ZARAGOZA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha recomendado al Ayuntamiento de Zaragoza que, en aplicación de la ordenanza de limpieza pública, recogida y tratamiento de residuos sólidos, disponga las medidas oportunas para evitar un problema generado por unos contenedores de basura en la calle Rodrigo Rebolledo, en el zaragozano barrio de Las Fuentes. Además, García Vicente ha recordado al consistorio el deber legal de auxiliar a esta Institución en sus investigaciones.

En una sugerencia, el Justiciazgo resuelve de esta forma una queja recibida el 11 de junio de este año en la que se advertía de la "desatención municipal" hacia el problema que sufren los vecinos del número 29 de la calle Rodrigo Rebolledo con la batería de contenedores situada frente a sus viviendas, donde se han colocado ocho, cinco para residuos domiciliarios y tres al servicio del supermercado situado a continuación, que proceden del antiguo mercado existente en esa calle.

Si bien se expone la necesidad de no juntar todos porque se generan más molestias, el objeto de la queja se refiere principalmente a los del mercado, ya que, según se indica, "cada tres días se llenan de cajas de pescado, lo que atrae gran cantidad de insectos y genera malos olores en las viviendas".

Según el escrito remitido al Justicia, "el problema se solucionaría si dichos contenedores estuviesen dentro del establecimiento y se sacasen un poco antes de pasar el camión de recogida, como hacen otros supermercados en la ciudad, evitando molestias a los vecinos".

La comunidad de propietarios ya ha presentado reclamaciones ante Zaragoza Limpia exponiendo la situación y reclamando alguna solución, "pero no les han contestado", indicaba la queja.

El Justicia de Aragón, una vez admitida a trámite la queja, envió el 18 de junio un escrito al Consistorio para recabar información sobre esta cuestión y la forma en que podría resolverse el problema expuesto.

La solicitud de información se reiteró el 10 de agosto y 1 de octubre "sin que haya sido atendida" lo que ha supuesto que desde esta Institución "no se haya podido instruir el expediente que resulta habitual tras la recepción de quejas", por lo que el Justicia dicta su resolución "con fundamento en los datos aportados por el ciudadano, las comprobación efectuadas y lo dispuesto en la normativa reguladora de esta materia".

CUMPLIR LA ORDENANZA

Como expresa el escrito de la queja y se ha podido comprobar, el mayor problema de olores e insectos proviene de los tres contenedores que anteriormente estaban al servicio del mercadillo situado en esa calle y que actualmente son utilizados por el supermercado contiguo, dado que allí se arrojan cajas, restos de pescado y de otros alimentos que, "especialmente en los días calurosos, generan importantes molestias a los vecinos del edificio más cercano".

"Se trata de una situación que podría corregirse mediante una estricta aplicación de la Ordenanza municipal de limpieza pública, recogida y tratamiento de residuos sólidos", advierte el Justiciazgo.

El artículo 42 de la ordenanza señala que la adquisición y utilización de contenedores será obligatoria en aquellos centros de gran producción de basuras, con un volumen superior a 600 litros diarios, como mercadillos, clínicas, sanitarios, hospitales, laboratorios, hoteles, restaurantes, urbanizaciones, industrias, parques de atracciones y establecimientos análogos, así como en los lugares donde lo crea necesario el Ayuntamiento.

Además, "los contenedores deberán limpiarse diariamente después del vaciado de los mismos, para lo cual dispondrán de un orificio de vaciado a fin de eliminar toda causa de insalubridad y falta de higiene". Estos elementos "deberán estar en todo momento cerrados y únicamente deberán llenarse de bolsas de basuras en el momento final de la jornada comercial o de trabajo".

LIMPIEZA Y COLOCACIÓN DE LOS CUBOS

En su artículo 44, la ordenanza establece que en caso de centros de gran producción de basuras los contenedores estarán ubicados en locales adecuados, dotados de bocas de riego y sumideros, siendo los suelos impermeables y las paredes lavables y teniendo prevista una ventilación independiente. La superficie de los mismos estará en consonancia con la cantidad de basuras producidas.

Según el artículo 47, continúa el Justicia, los cubos colectivos se situarán, a la espera de que pasen los vehículos del servicio de recogida, "adosados a la pared de la finca o en el bordillo de la acera, siempre a menos de 10 metros de la puerta de la misma y con antelación no mayor de dos horas a la del paso del vehículo, salvo en la modalidad de recogida nocturna, que se efectuará de las 22.00 a las 23.00 horas, debiendo estar bien cerrados con su tapa y, por tanto, sin que desborden las basuras en ellos contenidas. A efectos de recogida se considerará como nocturna la que se presta desde las 23.00 a las 9.00 horas".

Por último, García Vicente apunta que el artículo 49 de la ordenanza señala que los propietarios de los recipientes o los empleados de las fincas urbanas "los retirarán una vez vacíos en un plazo no mayor de treinta minutos, salvo en la recogida nocturna, para lo cual esta operación podrán efectuarla entre las 7.00 y las 8.00 horas".

Por todo lo expuesto, "es preciso que desde el Ayuntamiento se adopten las medidas necesarias para dar cumplimiento a la referida ordenanza, lo que dará solución a los problemas de los contenedores objeto de queja".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies