El Laboratorio Subterráneo de Canfranc (Huesca) acogerá el congreso internacional 'Low Radioactivity Techniques' en 2019

Laboratorio Subterráneo de Canfranc
LSC
Publicado 25/08/2018 10:00:33CET

CANFRANC (HUESCA), 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Laboratorio Subterráneo de Canfranc (LSC), el único centro subterráneo dedicado al estudio de astropartículas en España y reconocido con la distinción de 'Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares' (ICTS), acogerá el próximo mes de mayo de 2019 el congreso internacional 'Low Radioactivity Techniques' (LRT) o 'Técnicas de Baja Radiactividad' en castellano.

Este congreso, "de mucho renombre", según ha explicado a Europa Press la encargada de divulgación del centro Yolanda Labarta, quien ha comentado que se celebra cada dos años en un continente distinto. La edición del 2017 tuvo lugar en Asia, concretamente en el Institute for Basic Science de Corea del Sur.

La cita se desarrollará entre los días 20 y 23 del mes de mayo de 2019 y se espera que asistan unas 150 personas especializadas en este tipo de investigaciones. El evento se llevará a cabo entre Canfranc y Jaca debido a la necesidad de dar cabida a un número así de visitantes, ha señalado Labarta.

En la propia web del LRT 2019 han informado de que el Congreso será organizado en esta ocasión por el LSC. "El segundo laboratorio científico subterráneo más profundo de Europa, ubicado en el corazón de los Pirineos españoles, la segunda cadena montañosa más importante y una de las reservas naturales más bellas e impresionantes del continente", han afirmado.

Según han señalado también desde el LRT 2019, "el objetivo de esta serie de talleres es reunir a expertos en el campo para debatir sobre los problemas de las técnicas de baja radiactividad, con la intención de fomentar la colaboración y el intercambio de recursos necesarios para que las nuevas generaciones de detectores se desarrollen en instalaciones subterráneas".

EL LABORATORIO

Realmente, para acceder a este laboratorio del Pirineo oscense, no es necesario descender cientos de metros en la tierra si no que se denomina laboratorio subterráneo porque tiene por encima de sí 850 metros del pico del Tobazo.

La entrada al LSC está situada en el túnel del Somport, en el interior de una de las galerías que conectan la carretera para el paso de vehículos con el antiguo paso ferroviario. "Hay que seguir un protocolo de acceso controlado por el Ministerio de Fomento", ha precisado Labarta.

Según ha explicado la responsable de divulgación, "cuando la gente piensa en un laboratorio piensa que va a venir a ver gente trabajando haciendo experimentos pero esto se parece más a un observatorio, aquí los experimentos instalan sus estructuras y realizan tomas de datos que en algunos casos pueden durar hasta diez años".

"Lo que más sorprende es el tipo de física que se realiza aquí. Mucha gente no sabe que esto está aquí y que en Canfranc, debajo de la roca, se estudia el universo, muchas veces nos dicen "qué pena que esto no se conozca más", ha apuntado.

DOS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

En el Laboratorio Subterráneo de Canfranc se siguen dos líneas de investigación, una sobre la naturaleza del neutrino --una partícula candidata a componer la materia oscura-- y otra para la investigación y detección de la propia materia oscura, que corresponde al 80 por ciento de la materia-energía del universo.

"Tenemos salas experimentales donde se instalan las estructuras de los experimentos", ha subrayado Yolanda Labarta. En una de ellas, se cuenta con "una granja de detectores de germanio que es donde se analizan muestras de los materiales que se van a utilizar para formar parte de las estructuras de los experimentos con el objetivo de conocer su pureza".

Según lo que ha señalado Labarta, estos experimentos se instalan bajo tierra para aislarlos de los rayos cósmicos que proceden del universo y que cruzan la tierra, "se intenta conseguir así el 'silencio cósmico'". "Es como cuando estás en una carretera y hay mucho ruido de tráfico, lo que intentas es meterte en un túnel para que haya menos ruido y poder escuchar aquello que te interesa esto es un poco esa idea, intentamos aislar partículas", ha añadido.

Esta instalación, en la que trabajan 11 personas, es una de las cinco en Aragón que cuenta con la distinción de 'Infraestructura Científica y Técnica Singular' (ICTS) y para desarrollar las investigaciones que llevan a cabo diferentes instituciones internacionales como la Universidad de Zaragoza, la de Princeton y la de Portugal, entre otras.

VISITAS GUIADAS

El LSC ofrece visitas para particulares y grupos que deseen conocer su actividad y sus instalaciones. Existen dos tipos de visitas, unas dirigidas al público en general para las que es necesario formar un grupo de mínimo 10 personas y máximo 13 aunque en verano se aumenta a 17.

En julio y agosto las visitas se hacen todas las semanas los jueves y viernes de 10.00 a 14.00 horas. Durante el año también se ofrecen pero la mayoría de las fechas las ocupan institutos, asociaciones y colegios.

"La visita es divulgativa y gratuita, consta de una charla en la que se explica la historia del laboratorio, el tipo de física que se hace y los experimentos que tenemos y después se accede a las instalaciones subterráneas", ha puntualizado Labarta que ha añadido que al año reciben "unas 2.000 personas".

"Normalmente hacemos una charla divulgativa para el público general y estudiantes a partir de 16 años y cuando vienen de congresos o científicos obviamente la visita es un poco más especializada y se habla más de física, eso sí, las instalaciones que se muestran son las mismas", ha subrayado.

NUEVO CENTRO

Además, la trabajadora del centro ha informado a Europa Press que están trabajando en la puesta en marcha de un centro de divulgación 'que se ubicará en un edificio al que denominan 'La casa de los abetos y que esperan tener operativo "para este otoño". Entre otras cosas, este centro contará con un museo y la posibilidad de realizar "una visita virtual" a las instalaciones.

Hasta el LSC se acercan también como visitantes "institutos franceses y turistas, sobre todo de Pau y Oloron". "Hay un grupo de geólogos franceses que vienen todos los veranos y también asociaciones de astrónomos", ha comentado Labarta que ha señalado también que en ocasiones reciben otros visitantes internacionales, "sobre todo en actividades organizadas por la Universidad de Zaragoza (Unizar)".

Asimismo, el LSC lo han visitado también autoridades locales, como el presidente de Aragón y algunos consejeros y, según ha afirmado Yolanda Labarta, "estaríamos encantados de recibir al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades "esperemos que con el tiempo se dé".