Lali Nieto comparte sus vivencias como misionera en Haití con los ciudadanos del pueblo turolense de Ariño

Actualizado 10/07/2010 14:30:49 CET

ARIÑO (TERUEL), 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La misionera Lali Nieto, ha dado una charla en Ariño sobre su experiencia y el trabajo que realiza en Haití. Lleva doce años en la ciudad de Jacmel, ahora está de vacaciones, y ha aprovechado para ver a su familia y compartir sus vivencias, con los ciudadanos del pueblo.

Lali Nieto ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que "cada misionero tiene su tarea. En mi comunidad trabajamos con niños y con mujeres". Ha explicado que "tenemos una escuela cerca de Jacmel, donde enseñamos religión a los niños".

Ha asegurado que lo mejor "es compartir tu vida y ayudar en lo que se pueda a las personas más desfavorecidas". Ha reconocido que "lo más difícil es estar lejos de la familia, el clima, y las dificultades que, a veces, supone la diferencia de lengua y cultura". No obstante, ha añadido que "prima lo bueno sobre lo malo".

La misionera ha agradecido a la gente de Ariño el apoyo recibido. "La se ha movido mucho, todos han hecho lo que han podido para ayudar. Hicieron un rastrillo y una cena, entre otras cosas. La gente del pueblo ha sido muy participativa".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies