Lambán advierte de que serán "un par de días muy complicados" y subraya la cooperación ante la crecida del Ebro

Lambán ha acudido esta tarde a Pradilla de Ebro (Zaragoza)
DGA
Publicado 12/04/2018 21:05:49CET

PRADILLA (ZARAGOZA), 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha advertido de que los próximos dos o tres días van a ser "muy complicados" en la Comunidad debido a la crecida extraordinaria del río Ebro, si bien ha subrayado la cooperación entre instituciones para impulsar el operativo que tendrá como prioridad "proteger a las personas".

Lambán ha participado esta tarde en la localidad zaragozana de Pradilla de Ebro en una reunión con alcaldes de la ribera del Ebro y otros responsables institucionales, como el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, un encuentro en el que se han analizado y coordinado las medidas necesarias para afrontar la avenida del río.

En declaraciones a los medios de comunicación tras esta reunión, el presidente aragonés ha admitido que los pronósticos "son preocupantes, iguales o superiores a los de la avenida de 2015", por lo que ha estimado que era "oportuno" celebrar este encuentro con los alcaldes para estudiar las acciones a adoptar para hacer frente a los riesgos de esta crecida.

Su deseo es "aprender de la experiencia de episodios anteriores, de los errores que hayamos podido cometer con anterioridad, reforzar los mecanismos de coordinación entre todas las administraciones" y atender a las recomendaciones del Centro de Coordinación Operativa (CECOP).

Asimismo, con esta reunión se pretende que "en este tipo de episodios haya mucha transparencia, mucha información y que con la mayor celeridad posible los alcaldes y los vecinos de los pueblos conozcan al detalle cuáles son las previsiones de las avenidas, del volumen que viene por el río y la experiencia nos recomienda hacer previsiones situándose en los peores escenarios posibles", dado que es preferible "ir a mejor desde escenarios negativos que llevarse sorpresas o sustos por no haber previsto que podría pasar lo peor".

Lambán ha recalcado que el objetivo prioritario es "proteger a las personas, a edificios y bienes materiales y a bienes rústicos", teniendo en cuenta que "lo que se nos avecina en las próximas 72 horas va a generar muchos problemas" en toda la ribera, aunque ha deseado que "origine los menores quebrantos posibles" y ha elogiado la actitud de los alcaldes y su predisposición a trabajar en el operativo.

De hecho, ha asegurado que los alcaldes son, por su experiencia, "los más capaces de hacer previsiones, de tomar decisiones sobre la marcha y de tranquilizar a la población".

TODOS LOS MEDIOS ACTIVADOS

En las próximas horas se tomarán las decisiones "habituales" en estos episodios, interviniendo en las motas y en las zonas inundables a la vez que se está pendiente "de lo que determine el CECOP" y la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Guardia Civil ya están movilizadas, junto a los bomberos.

También la Confederación Hidrográfica del Ebro está aportando información actualizada y "ha demostrado que hace las cosas bien, aunque los cálculos que hacen de las avenidas y los caudales nunca están exentos de posibles errores", ha comentado Lambán, para estimar que "vamos a pasar un par de días o tres muy complicados, pero saldremos airosos una vez más".

Lambán ha indicado que ya se está trabajando en la evacuación de las granjas para "evitar percances irreversibles" como los ocurridos en la riada de 2015. Ha recalcado que "nos preocupa fundamentalmente la seguridad de las personas" y atender también a todo aquello que preocupe a la población.

"Es tanta la experiencia acumulada que toda la casuística de lo que puede pasar se ha contemplado en esta reunión, los alcaldes de la ribera tienen tanta experiencia y saben tanto de esto que confío en que el riesgo de catástrofe está absolutamente minimizado", ha sentenciado Lambán.

SEGUIR TRABAJANDO

Por su parte, el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, ha afirmado que la Administración General del Estado pone a disposición de esta "crisis" todos los medios humanos y materiales a su alcance. Ha detallado que la CHE ya está revisando motas y tomando medidas de urgencia, Guardia Civil y UME están movilizadas "y solo nos queda a todos, hombro con hombro, seguir trabajando y luchando como en otras ocasiones para evitar daños".

Ha manifestado que, en caso de ser necesario, al batallón aragonés de la UME se le sumarían otros llegados de otras Comunidades, aunque ha confiado en que "no sean necesarios y con los recursos actuales se puedan afrontar los problemas que puedan ocurrir". Ha comunicado a los ayuntamientos que podrán afrontar las obras de urgencia necesarias para reparar motas y que después el Ejecutivo central autorizará esos trabajos.

Se ha activado el nivel 2 de alerta --de 3 niveles-- y "ojalá no se active el tercero, pero estamos ha expensas de que el Ebro no nos de más sorpresas de las que ya más o menos esperamos", ha apostillado Lambán.

NO CREER BULOS

El alcalde de Pradilla, Luis Eduardo Moncín, ha explicado que en esta localidad ya se han tomado medidas para que el agua no saltase y causase daños en el municipio. En la reunión, "se nos ha informado de los caudales, en Castejón serán unos 2.500 metros cúbicos por segundo y la punta llegará esta madrugada", mientras que este viernes a mediodía pasará por Novillas y "por la tarde-noche" en Pradilla.

En Zaragoza, la cresta llegará el sábado por la noche o el domingo por la mañana con un caudal de unos 2.200 o 2.400 metros cúbicos, "pero aquí será bastante más, porque por el camino siempre se queda agua, y creo que aquí llegarán 3.000 metros cúbicos", ha manifestado, para pedir a los vecinos que sigan en todo momento las instrucciones de los ayuntamientos y no crean en "bulos", dejando claro que de momento no se contempla evacuar esta población.

El Ebro a su paso por Castejón (Navarra) registra un caudal de 2.349 metros cúbicos por segundo y una altura de 7,41 metros, mientras que en Zaragoza alcanza ya los 4,13 metros y los 1.417,52 metros cúbicos por segundo, en ambos casos con tendencia ascendente, según los datos actualizados que ofrece el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Contador