Lambán apremia a implantar el acuerdo de las cuatro fuerzas de izquierdas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Lambán apremia a implantar el acuerdo de las cuatro fuerzas de izquierdas

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ante el atril de las Cortes de Aragón
EUROPA PRESS
Publicado 06/10/2016 10:29:25CET

ZARAGOZA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha deseado que "la semana que viene se ponga en marcha" el acuerdo para el impulso de las políticas progresistas en la Comunidad que suscribieron el pasado 13 de septiembre las cuatro formaciones de izquierdas en las Cortes autonómicas, PSOE, Podemos, CHA e IU, con el compromiso de dialogar sobre la tramitación de determinadas leyes sociales y para los Presupuestos de 2017.

Así lo ha señalado en su discurso en el Debate del estado de la Comunidad, el primero que protagoniza como presidente autonómico, en el que ha subrayado que "Aragón y los aragoneses no pueden esperar" y ha instando a "seguir colaborando" para llevar a término ese acuerdo, además de agradecer el apoyo parlamentario de estos cuatro grupos.

Lambán ha asegurado que el Gobierno de Aragón cumple sus compromisos, tanto con los electores, como con las formaciones que votaron su investidura -PSOE, Podemos, CHA e IU- "sin atribuirse capacidades que no tiene".

Asimismo, ha abogado por "rehabilitar la política" y hacerlo acreditando "su utilidad para resolver los problemas de los ciudadanos y proponer horizontes de esperanza" y ha instado a dejar de "regodearse en la confrontación y en la división" y "a buscar la cohesión en torno a proyectos comunes".

A su entender, la corrupción y "los comportamientos y actitudes reprobables", así como el ensimismamiento de la política "son los principales motivos de desafección ciudadana" y por eso ha reclamado máxima ejemplaridad en el ámbito público y privado y mayores exigencias en las responsabilidades políticas.

En este punto, ha señalado que se encuentra en tramitación en las Cortes de Aragón la Ley de Integridad y Ética Pública, y el desarrollo "con mucho esfuerzo" de la Ley de Transparencia.

INTERFERENCIAS

Lambán ha manifestado que su Ejecutivo PSOE-CHA ha tenido que hacer frente en este primero año de legislatura a "interferencias", como el estado de campaña electoral permanente" que "ha contaminado la política".

A su juicio, "no hemos estado lo suficientemente lejos de unas elecciones como para acordar sin presiones, para actuar mirando por encima del interés partidario, sin mezclar política nacional con la autonómica y sin confundir los escenarios de una y otra, que son distintos y obedecen a aritméticas y razones distintas".

Por otro lado, ha aludido a la falta de Gobierno central, que ha ido "en perjuicio de la urgencia de abordar asuntos como el del carbón, la reapertura del Canfranc, las inversiones estratégicas y, sobre todo, la financiación".

Asimismo, ha sostenido que "estamos intervenidos, a merced del Ministerio de Hacienda" y ha cuantificado en más de 600 millones de euros el dinero que Aragón necesita para hacer frente a sus competencias, por lo que ha incidido en la necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica.

Al respecto, ha señalado que "queremos debatir en estas Cortes una propuesta para intervenir con voz propia en este debate nacional, que es cada día más urgente".

DIÁLOGO

Lambán ha asegurado que su Gobierno "dialoga y acuerda" y "busca asociar a sus propósitos los de la sociedad aragonesa como vía para ampliar la potencia de sus decisiones" ya que el Ejecutivo "cree profundamente en Aragón y sus posibilidades, en los aragoneses", compartiendo la idea de Felipe González de que "la política debe hacerse cargo del estado de ánimo de los ciudadanos y resolver sus problemas".

Por eso el Ejecutivo PSOE-CHA "recorre el territorio, se reúne con sus habitantes, con los actores sociales y económicos, aprendiendo a valorar así las inmensas posibilidades de la sociedad", poniendo "cada y ojos" a los ciudadanos".

Lambán ha defendido que el suyo es un Gobierno socialista y aragonesista, formado por PSOE y CHA, que "respetando sus diferencias ha sido capaces de acordar un camino de ancho recorrido".

Este último se apoya en cuatro vectores, "el fortalecimiento del estado del bienestar; la modernización de la economía aragonesa; la organización del territorio sobre el pilar de los ayuntamientos y el desarrollo de las relaciones entre Aragón y a las instituciones del Estado desde una nueva visión".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies