Lambán dice que la situación de la crecida del Ebro está "controlada"

García Tejerina y Javier Lambán en la reunión del CECOP.
EUROPA PRESS
Publicado 14/04/2018 15:28:24CET

El CECOP ha decidido mantener la fase de emergencia nivel 2 del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón

ZARAGOZA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha lanzado este sábado un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que la situación de la crecida extraordinaria del Ebro está "controlada". Ha remarcado que no parece "probable" que la avenida pueda afectar a los cascos urbanos de las localidades ribereñas.

Estas declaraciones las ha realizado tras participar en la reunión del Centro Coordinación Operativa Integrada (CECP) en la sede del 112 SOS Aragón, junto a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina; el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, y el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, entre otras autoridades.

El CECOP ha decidido mantener la fase de emergencia nivel 2 del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR). "Aunque en este momento no hay motivos para una excesiva inquietud la experiencia nos ha enseñado que ante el río Ebro siempre hay que estar expectante", ha remarcado Lambán. A pesar de ello, ha lanzado un "mensaje de tranquilidad" a los municipios ribereños.

"Se ha hecho una valoración muy positiva por parte de todos los intervinientes en la reunión de las actuaciones realizadas desde el año 2015. Esa crecida sirvió mucho para aprender, para corregir errores", ha agregado. Asimismo, ha incidido en la "excelente" coordinación entre todas las instituciones implicadas: "Esto puede explicar que las consecuencias negativas sean bastante menores de las que habíamos previsto hace tan solo 36 horas".

"NO HAY QUE BAJAR LA GUARDIA"

No obstante, el presidente de Aragón ha asegurado que "no hay que bajar en absoluto la guardia" porque "hasta que no se reduce definitivamente la crecida" es preciso mantener "todos los resortes y todos los instrumentos dispuestos para ser utilizados".

Ha mencionado que más de 500 efectivos de todas las administraciones siguen trabajando para evitar afecciones a lo largo de la ribera. En concreto, ha agradecido la labor de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), de los alcaldes y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Asimismo, ha hecho hincapié en "la importancia" de las obras de regulación del agua, "fundamentales para generar economía, para generar riqueza en el territorio pero imprescindibles para que las grandes crecidas de un río tan irregular como el Ebro sean menores". "Sin Itoiz ni Yesa en estos momentos estaríamos hablando de una situación trágica para los municipios de la ribera".