Lambán ofrece al Ayuntamiento de Zaragoza que gestione el cobro del ICA

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.
EUROPA PRESS
Publicado 15/03/2018 13:24:54CET

ZARAGOZA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha propuesto al Ayuntamiento de Zaragoza que gestione el cobro del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA), repartiendo el resultado final del impuesto y abonando el Ejecutivo autonómico al consistorio los costes que genere esa gestión.

También le ha ofrecido al Ayuntamiento de la capital aragonesa firmar un convenio para que el consistorio ceda la gestión de este impuesto en su totalidad al Gobierno y, "en ese caso, podríamos acometer una reducción del 10 por ciento de los costes que se repercuten a los vecinos de Zaragoza y a partir del 2020 superior al 20 por ciento".

Lambán se ha mostrado dispuesto a negociar bilateralmente sobre el ICA con el Ayuntamiento de Zaragoza, a pesar de que es "prácticamente imposible dialogar" con el consistorio, ha dicho, dentro de su intención de que en la Comunidad los ayuntamientos elijan si quieren gestionar sus depuradoras y poner una tasa o "bien encomendar la gestión al Gobierno de Aragón y se paga el ICA".

El presidente autonómico ha estimado que está cumpliendo sus compromisos en esta materia, tras concluir la mesa técnica su trabajo, emitiendo un documento que "da unas ideas generales, que es lo que cabía esperar", a cuyo envío a los Departamentos correspondientes se ha añadido el informe de la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA).

Ha añadido que el siguiente paso es que los técnicos del Gobierno de Aragón elaboren una propuesta para que las Cortes de Aragón, en una comisión ya aprobada, "la maduren" y se pueda convertir "en un momento determinado en ley". A su entender, "si nos lo proponemos, podremos encontrar puntos de encuentro con facilidad, incluso con entidades externas como la RAPA".

Lambán ha abogado por que exista un impuesto en esta materia ya que "es la única forma de que en Aragón se pueda depurar" puesto que faltan por construir 300 depuradoras para el 10 por ciento de la población, que no puede asumir la construcción, gestión y mantenimiento de las mismas.

Por eso, ha defendido que las ciudades medias "e incluso pequeñas", contribuyan al mantenimiento de depuradoras de pueblos y ciudades. También ha precisado que la modificación del ICA debe realizarse a través de una ley de tributos, que "clarifique todo lo relacionado con la depuraciones y gestión del ciclo del agua".

CAMBIO DE MODELO

El presidente de Aragón ha asegurado que se ha pasado de un modelo concesional para la construcción de depuradoras a uno de gestión directa por parte de los ayuntamientos y del Gobierno autonómico y todas las que estaban en el trámite de licitación con el sistema anterior, se han paralizado, si bien "no podemos anular las concesiones anteriores" ya adjudicadas.

Ha agregado que las depuradoras impulsadas en esta legislatura se adaptan a las necesidades de cada municipio, se hacen de acuerdo con ellos, y al menor coste posible. "Ya se han contratado tres" y están pendientes otras 24. "Después será el ayuntamiento quien decida si quiere gestionar la depurada y pone una tasa o bien encomienda la gestión al Gobierno de Aragón y paga el ICA".

Según ha precisado, "la mayoría quieren encomendar la gestión". Por otra parte, respecto al plan de depuración, ha aclarado que se está revisando forma "participada y transparente".

El presidente del grupo de Podemos en las Cortes de Aragón, Nacho Escartín, ha considerado que la mesa técnica sobre el ICA "ha sido un fracaso" y el documento que ha consensuado "aporta muy poco" para "resolver el conflicto que tenemos", ante un impuesto "injusto, abusivo y oscuro" y por eso "hemos pedido su derogación". Asimismo, ha defendido que "ningún aragonés pague más que la media española".

Para eso, ha reclamado devolver la competencia de la depuración a los ayuntamientos donde sea factible y en caso de no ser así apoyar a los municipios a desarrollar sus competencias y "ahorrarse lo que se están llevando las empresas privadas", para estimar que el "sobrecoste" del anterior plan de depuración fruto de una "pésima gestión" debe asumirlo el Gobierno de Aragón a través del Presupuesto de la Comunidad.

MALA CONCIENCIA

La portavoz del PP, Mar Vaquero, ha calificado de "nuevo número" de Podemos esta comparecencia por su "mala conciencia" ya que "lo único que ha hecho estos tres años ha sido tragar" ya que ha apoyado los Presupuestos de Aragón de 2016, 2017 y 2018, que contemplan el cobro del ICA, "sin hacer nada por modificarlo".

A Lambán le ha señalado que el ICA "ha sido la puntilla que ha acabado con la paciencia de los aragoneses porque les están confiscando sus ahorros sin explicar a dónde va ese dinero".

El portavoz del PSOE, Javier Sada, ha opinado que el Gobierno de Aragón "ha cumplido con sus compromisos" al avanzar "en la transparencia del plan de depuración y del propio impuesto", apostando por la gestión pública de la depuración, "incluida la asunción de competencias por parte de los ayuntamientos", y con una mesa técnica para reformar el ICA, si bien "la responsabilidad última de modificarlo es de estas Cortes".

El portavoz del Partido Aragonés, Arturo Aliaga, ha pedido "no empezar la casa por el tejado" y reformar el ICA antes de conocer las necesidades del nuevo plan de depuración "para quedar bien con no sé quién o no sé cuál". A su entender, primero hay que fijar plazos, costes e inversiones del plan, después determinar cómo se cobra el impuesto y ver si hay que revisarlo, haciéndolo adecuado a las necesidades de depuración y contemplar si hace falta acudir a los Presupuestos de la Comunidad.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha considerado esta comparecencia un nuevo capítulo de la "crisis matrimonial" entre PSOE y Podemos, para opinar que la formación morada "lleva una legislatura tragando ruedas de molino" y ha querido saber si el Gobierno "tiene intención de modificar el ICA" porque "los aragoneses se están cansados de ser los que más impuestos se están pagando".

La diputada de IU-Grupo Mixto, Patricia Luquin, ha acusado de "falta de lealtad" a Lambán por plantear en las Cortes una propuesta al Ayuntamiento de Zaragoza sin habérselo comunicado antes al consistorio y ha advertido de que la propia Cámara de Cuentas vincula "el agujero negro que ha sido el plan de depuración con el ICA", un impuesto "que está perfectamente mal planteado, es injusto y no va para lo que tiene que ir".