El linaje real aragonés regresará este domingo al panteón de San Juan de la Peña 30 años después

Nacho Escuín y Juan Carlos Sánchez han dado a conocer los actos de este domingo
EUROPA PRESS
Publicado 21/06/2018 12:48:33CET

ZARAGOZA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El monasterio de San Juan de la Peña será escenario este domingo, día 24 de junio, a partir de las 12.00 horas, del acto de reinhumación de los restos de los monarcas aragonesas que regresarán a este espacio después de 30 años, gracias a un acuerdo de colaboración entre el Gobierno de Aragón, la Fundación Ibercaja y la Hermandad de San Juan de la Peña y tras las investigaciones que se han realizado con la Universidad de Zaragoza.

El director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, y el director de la Obra Social de la Fundación Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, han dado a conocer este jueves en rueda de prensa los detalles de este acto solemne, que se acompañará de la inauguración de una exposición permanente, en el espacio de la antigua Masadería, en la antesala del panteón, que ofrecerá al visitante información sobre la investigación antropológica, genética y forense que ha permitido la inhumación.

Escuín ha asegurado que "hoy es un día muy feliz" porque con este acto en San Juan de la Peña se pondrá en marcha la ruta de panteones anunciada por el presidente de Aragón, Javier Lambán, para exhibir la historia de la Comunidad y que contará con tres elementos principales: San Juan de la Peña, Santa María de Sijena y San Pedro el Viejo, con continuidad también en otras sedes como las Benedictinas de Jaca, Montearagón o San Victorián.

Por ello, ha subrayado que San Juan de la Peña "no solo es un símbolo", sino el inicio de este gran proyecto que vivirá este domingo un día "histórico". "Es nuestro ADN, lo que nos permite entender la importancia de Aragón dentro de España" y su posición.

Además, "es un elemento de atractivo turístico" que se completa con un catálogo y la exposición permanente que financiará Fundación Ibercaja y que trata la formación de la dinastía de los Reyes de Aragón y los panteones reales y describe la investigación desarrollada y que ha permitido la reinhumación.

La reinhumación de los restos será posible después de una investigación genética realizada en la Universidad de Zaragoza por la experta Begoña Martínez Jarreta, quien ha llevado a cabo un análisis "antropológico, genético y forense" y, además, se ha creado un banco de muestras para poder seguir estudiando estos restos que corresponden a unas setenta personas.

"Hay certeza absoluta de que es el linaje real", ha afirmado Escuín, para señalar que, tras depositar los restos en su lugar de origen en San Juan de la Peña, se continuarán investigando las muestras tomadas para profundizar en la información sobre los restos. Ha avanzado, asimismo, que en el mes de julio se darán a conocer detalles sobre la ruta de panteones reales, que podría inaugurarse a finales de año.

LOS ORÍGENES DE ARAGÓN

Por su parte, el director de la Obra Social de la Fundación Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, ha agradecido al Gobierno autonómico que haya contado con la entidad en este proyecto "que sirve para vincular a Ibercaja con los orígenes de Aragón".

Sánchez ha señalado que este acto, el catálogo y la exposición permanente que se situará en la antesala del panteón servirán para "difundir la cultura, los orígenes y el conocimiento" y destacar la "importancia y el contexto histórico de los primeros reyes de Aragón".

Esta línea de difusión de la cultura permite, además, crear trabajo y asentar población en los municipios de la Comunidad y, en el aspecto social e institucional, explica a los aragoneses sus orígenes para que puedan "conocerlos, amarlos y defenderlos", por lo que Ibercaja "tenía que estar en este proyecto".

El Monasterio Viejo de San Juan de la Peña es una joya de la época medieval y el conjunto histórico-artístico se completa con el Monasterio Nuevo, del siglo XVII, y con las iglesias de San Caprasio y de Santa María en la cercana localidad de Santa Cruz de la Serós, ambas también del periodo románico, así como con los Centros de Interpretación del Reino de Aragón y del Monasterio de San Juan de la Peña.

Alberga el Panteón Real, de estilo neoclásico y erigido en el último tercio del siglo XVIII, y es considerado por la tradición como la cuna del Reino de Aragón, parada habitual del Camino de Santiago y lugar de leyendas, entre las que destaca la que vincula este lugar con el Santo Grial.