La localidad oscense de Bolea celebra este domingo la XII edición de su Feria de la Cereza

Cerezas
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 20:01:23 CET

HUESCA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La localidad oscense de Bolea celebrará este domingo su XII Feria de la Cereza, cuya calidad "está más que garantizada", a pesar de las lluvias de los últimos días, según ha asegurado la presidenta de la Asociación de Mujeres Acerecera, Bibi Sanvicente.

Entre 60 y 70 hectáreas de terreno hacen de Bolea uno de los lugares privilegiados para la producción de la cereza. Más de 30 variedades de este fruto se pueden saborear desde mediados del mes de mayo hasta julio. La organización mantiene la mirada puesta en la lluvia para que este domingo se pueda abastecer a la gran cantidad de visitantes que anualmente llegan a esta localidad.

Sanvicente ha explicado que "a las cerezas que están a punto de ser recolectadas y de salir al mercado la lluvia no les favorece, porque ya están muy maduras y pueden rajarse". La lluvia no ha alterado la calidad del fruto, pero sí la cantidad y se estiman unas pérdidas de entre el 30 y el 40 por ciento de la producción.

La Feria de la Cereza de Bolea reúne cada año a un buen número de visitantes y compradores de un fruto "exquisito", ha subrayado la presidenta de la Asociación de Mujeres, quien ha asegurado que el secreto de la cereza de Bolea, además del "mimo y cuidado" con el que se atiende, reside en el "microclima existente en este punto, que le resulta totalmente favorable".

En su anterior edición, la feria vendió más de 10.000 kilos de cereza. Sanvicente ha recordado que la campaña suele empezar a mediados de mayo y alargarse hasta julio, por lo que "si no se puede venir a Bolea, este día, los interesados pueden adquirir el fruto otros días".

Bolea, que cuenta con 30 variedades de cereza, celebra este domingo "un día de gala entorno a la cereza", para dar a conocer este fruto, favorecer su adquisición y promocionar su consumo.