La localidad turolense de Calanda celebra hoy su Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, suspendida ayer por la lluvia

Actualizado 13/10/2008 15:14:41 CET

TERUEL, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una fuerte tromba de agua impidió ayer que la localidad turolense de Calanda celebrara su tradicional Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar. Ésta es la primera vez en sus 46 años de historia que la lluvia obligaba a suspender este acto. Sin embargo, los vecinos de Calanda podrán realizar hoy la Ofrenda a la Virgen.

El alcalde de Calanda, Manuel Royo, reconoció que en el momento de suspender la ofrenda, "las caras de los vecinos eran de tristeza", pero después se decidió recuperarla en el día de hoy, lo que cambió "el ánimo de los calandinos".

Royo aseguró que la decisión de celebrarla hoy ha sido una petición de los vecinos. Por eso, hoy "la plaza está preparada como si fuera el Día del Pilar".

En cualquier caso, el primer edil restó importancia al cambio porque "los calandinos van a ofrecer a la Virgen sus flores y realizarán la ofrenda, así que vamos a entender que no ha pasado nada, buscaremos el lado bueno del agua y lo celebraremos hoy como si fuera el 12 de octubre".

Cada año, entre 1.200 y 1.300 personas acuden a esta cita, ataviados además con trajes tradicionales. Royo aseguró que "esperamos que venga la misma gente", aunque reconoció que "quizá habrá menos afluencia porque cuesta vestirse, porque algunas personas vienen el día 12 para estar aquí y hoy en algunas comunidades autónomas no es fiesta y se han tenido que ir ya".

Aún así, se mostró convencido de que "vamos a ser muchos y el manto de la Virgen va estar repleto de claveles como cada año, desde hace 46".

Menos suerte hubo con el festejo taurino previsto para la tarde de ayer, en el que iban a torear César Jiménez, Juan Bautista y Matías Tejela. La lluvia también impidió que se celebrara ayer y no ha sido posible celebrarlo hoy.

"Teníamos dos problemas: el coso estaba en muy malas condiciones e iba a ser muy difícil recuperar". Además, algunos de los matadores no podía quedarse hasta hoy, dijo Manuel Royo. Así, se suspendió el festejo y se comunicó a los vecinos que se devolverá el precio de las entradas, concluyó el alcalde de Calanda.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies