María de Huerva revive el esplendor del municipio en el siglo XIII con una Feria Medieval

Actualizado 18/05/2012 18:44:42 CET

MARÍA DE HUERVA (ZARAGOZA), 18 May. (EUROPA PRESS) -

El municipio zaragozano de María de Huerva celebra una Feria Medieval durante este fin de semana, días 19 y 20 de mayo, organizada por la Asociación Cultural y Recreativa Al Marya y por el Ayuntamiento, y que incluirá una recreación histórica del siglo XIII por las calles de la localidad.

Durante el fin de semana se organizará en la calle Mayor y en la Plaza de España del casco urbano de María un mercado medieval. El mercado se inaugurará a las 11.00 horas de este sábado, se extenderá durante todo el día y el domingo 20 será la clausura a las 20.00 horas.

Además, se han previsto diferentes escenarios que tratan de recrear la cotidianidad del siglo XIII y, sobre todo, ofrecer a los vecinos de María y a sus visitantes una jornadas de convivencia y animación que potencien el conocimiento de la localidad y contribuyan a su difusión turística.

Así, se ha organizado un mercado, talleres, exhibiciones de trabajos con el barro, técnica de elaboración tradicional de velas de cera, taller de arqueología, taller de escribanía, aromaterapia y otras atracciones para niños como la caravana de burritos o tiro con arco. También se realizarán torneos, se instalará un campamento mercenario, rondas.

El domingo se celebrará, además, una exhibición de cetrería, que completará la oferta cultural y turística para disfrutar en familia durante este fin de semana de la Feria Medieval de María.

UNA LOCALIDAD DE ESPLENDOR MEDIEVAL

La María de Huerva medieval, desde la reconquista cristiana en el 1118, vivió una época de esplendor. Situada en la fértil vega del Huerva, fue un ejemplo de convivencia entre su población mayoritariamente morisca y la población cristiana. Sirvió con sus cereales, hortalizas, así como con los productos del cerdo y el ternasco, a la muy poblada Zaragoza, explica la Diputación de Zaragoza en un comunicado.

La existencia de una posada en el Camino Real a Madrid debe de atender a una tradición medieval. Sin duda se celebraban días de mercado como el que se va a conmemorar, en plena primavera, cuando las mieses están en sazón y los ganados sestean en las riberas frondosas del Huerva, señalan las mismas fuentes.