Más de 20 variedades de cereza se pueden adquirir en la VIII Feria de esta fruta en la localidad oscense de Bolea

Actualizado 17/06/2007 12:05:35 CET

BOLEA (HUESCA), 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 23 variedades de cerezas, entre las que se encuentran sumit, starkin, lapins, castañera, renier, borcs y morrovaca se exhiben en la VIII Feria de la Cereza, que se celebra hoy en la localidad oscense de Bolea, pedanía de La Sotonera, cuyo ayuntamiento organiza el evento. Para su venta se han preparado 7.000 kilos de cerezas, mil más que el año anterior.

La inauguración, a las 11,00 horas en la Plaza Mayor, correrá a cargo del consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y el alcalde de la localidad, Pedro Bergua. Los puestos, tanto los de cerezas como los de productos artesanos, permanecerán abiertos hasta las 21,00 horas.

"La iniciativa surgió de la Asociación de Amas de Casa 'A Cerecera' de Bolea y la cooperativa Cocebo en 1996, cuando celebramos el 'Día de la Cereza' para dar a conocer el producto", explicó la presidente de esta asociación y concejal del Ayuntamiento de La Sotonera, Bibí San Vicente, en declaraciones a Europa Press.

Sin embargo, hasta el año 2000 no se volvió a celebrar, "cuando el Consistorio retoma la idea y el tema en colaboración con la asociación", manifestó San Vicente. El año pasado obtuvo la denominación de 'Feria Oficial de Aragón'.

En esta edición habrá 30 puestos, de los que tres son de cerezas --uno de la cooperativa y los otros dos de particulares--. El resto de stands "estarán dedicados a artesanías de la madera, la piel y el hierro, que proceden de Francia, la Bal d'Echo e, incluso, Lérida", indicó la concejal.

Asimismo, habrá demostración de bolillos y actuarán el Grupo de Tambores de Huesca durante todo el día y los Titiriteros de Binéfar, a las 18,00 horas. Además, se ha organizado una jornada de puertas abiertas en el Museo Etnológico de la familia Santas --de 11 a 19,00 horas-- y visitas guiadas a la Colegiata de Bolea.

Para este año se espera en Bolea, según las previsiones, una cosecha de 250.000 kilos de cereza, de los que 180.000 kilos se destinarán a la venta.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies