Mejora la dotación de vehículos del servicio de conservación de carreteras de la provincia de Teruel durante el invierno

Actualizado 05/01/2007 17:58:59 CET

TERUEL, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El operativo de la Diputación Provincial de Teruel (DPT) para la conservación del buen estado y la seguridad de las carreteras durante el periodo invernal cuenta con dos nuevas cuñas quitanieves y dos máquinas extendedoras de sal.

Dicho material ha sido adquirido gracias al convenio suscrito entre dicha institución y el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón durante el pasado mes de noviembre. A través de este acuerdo, la institución autonómica concedió a la administración provincial 89.000 euros para la mejora de la dotación de sus equipos destinados a la intervención en la red viaria cuando ésta se ve afectada por fenómenos meteorológicos adversos como nevadas y heladas.

Este material ha sido examinado hoy por el presidente de la Diputación de Teruel, Ángel Gracia, el vicepresidente primero, Ezequiel Martín, el vicepresidente tercero, Amador Villamón y el diputado delegado del Área de Infraestructuras y Comunicaciones, Pedro Castellano.

Los nuevos equipamientos van a permitir renovar parte de la dotación de vialidad invernal que actúa en el noreste de la provincia y cuya sede permanente se encuentra en Alcañiz. Por otro lado, una de las cuñas y un salero han sido incorporados a un camión con sede en Teruel, de forma que este vehículo amplía sus prestaciones y se convierte en quitanieves.

Las dos cuñas nuevas tienen un ancho máximo de limpieza de 3,75 metros, y por su parte, los saleros tienen una capacidad de tolva de 5 y 7 metros cúbicos respectivamente y están diseñados para un fácil manejo y control funcional desde la cabina del conductor.

DOS BASES Y UNA RED DE BOMBEROS VOLUNTARIOS

El operativo de vialidad invernal de la Diputación de Teruel se compone de dos bases permanentes, una en Alcañiz y otra en Teruel, desde donde se coordinan los equipos, y una red compuesta por 38 bomberos voluntarios repartidos en 27 municipios que intervienen en caso de ser solicitada su colaboración en alguna emergencia.

El Parque de Alcañiz cuenta con dos camiones con cuña y salero, que pueden limpiar anchos de nieve de hasta 3.75 metros y cuya tolva de sal tiene una capacidad de 10 metros cúbicos. También se utilizan en grandes nevadas una motoniveladora, un camión y una pala siempre que las condiciones sean las adecuadas y predomine la presencia de nieve y no la de hielo. En cuanto a recursos humanos, cuenta con 12 personas integradas en una brigada con encargado, conductores y peones.

Por otro lado, el Parque de Teruel cuenta con cuatro camiones dotados con cuñas y saleros. Las cuñas son de distintos modelos y una vez desplegadas pueden limpiar anchos de hasta 4.50 metros; la capacidad de los saleros varía según el equipo y en total los cuatro vehículos pueden repartir sin repostar 24 metros cúbicos de sal. A este material se añade una quitanieves dinámica especialmente preparada para grandes ventisqueros, ya que permite despejar a gran distancia la nieve acumulada.

Dispone igualmente de dos motoniveladoras, palas cargadoras, mixtas y camiones, así como de los medios necesarios para el traslado de estos equipamientos al lugar de intervención mediante dos cabezas tractoras con sus respectivas góndolas. La Diputación también puede movilizar las motoniveladoras que trabajan a lo largo de todo el año en la mejora de los caminos rurales.

En cuanto a la dotación humana, el parque de Teruel cuenta con más de 60 personas repartidas entre puestos técnicos, encargados, conductores, mecánicos y peones.

Los 38 bomberos voluntarios manejan 15 camiones cuña y tres vehículos pick-up también dotados con cuña. Los municipios donde se encuentran estas personas son Albarracín, Alcalá de la Selva, Alcorisa, Alfambra, Andorra, Aliaga, Bronchales, Calaceite, Camarena, Cantavieja, Castellote, Frías de Albarracín, Guadalaviar, Hijar, Loscos, Manzanera, Monreal del Campo, Monroyo, Montalbán, Mora de Rubielos, Mosqueruela, Muniesa, Orihuela del Tremedal, Rubielos de Mora, Santa Eulalia, Utrillas y Villarluengo.

A este operativo se añade un camión cuña y salero destinado en la zona de Valdelinares, fruto de un anterior convenio entre la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón con el fin de facilitar los desplazamientos en la zona y los accesos a las pistas de esquí.

La dotación se completa con silos de sal ubicados en distintos puntos de la provincia: dos fijos en Monreal de Campo y en Teruel con una capacidad de 125 toneladas, una nave almacén también en la capital de la provincia con una capacidad de 650 toneladas; y un silo de 50 toneladas en Alcalá de la Selva que es propiedad del Gobierno de Aragón, pero cuyo aprovechamiento está cedido a la Diputación Provincial.

COORDINACIÓN INTERINSTITUCIONAL

La Diputación de Teruel trabaja en colaboración con el Gobierno de Aragón gracias a un convenio que permite coordinar los recursos técnicos y humanos de que dispone cada organismo para la conservación del buen estado y la seguridad de las carreteras de la provincia durante el periodo invernal.

Los objetivos de este acuerdo son mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos y racionalizar los medios para evitar desplazamientos innecesarios y duplicidades de actuación en áreas próximas entre sí. Para ello, se trabaja según un mapa con zonas de intervención, mapa que conocen los ayuntamientos para que contacten con el organismo responsable de la limpieza de sus carreteras en caso de heladas o nevadas. Este sistema cuenta igualmente con la colaboración de las instituciones responsables de protección civil tanto a nivel estatal como autonómico.