Al menos 35 centros educativos aragoneses poseen una tasa de diversidad de entre el 40 y 95%

Miembros de la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 18:20:28 CET

ZARAGOZA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma en Defensa de la Escuela Pública ha advertido de que la Comunidad autónoma posee al menos 35 centros que tienen una tasa de alumnos con necesidades educativas específicas de entre el 40 y el 95 por ciento, algo que los convierte en centros "de difícil gestión" e impide la adecuada atención de los escolares.

En rueda de prensa, el portavoz de la Plataforma, Antonio Lascorz, ha precisado que la cifra recomendable de diversidad en un aula no debe superar el 20 por ciento. Hasta ese porcentaje "la diversidad es enriquecedora" y puede estar bien atendida, pero, a partir de él, las familias de los alumnos normalizados "empiezan a ver el centro con recelo" y se pueden crear centros "gueto".

Lascorz ha explicado que la Plataforma ha elaborado un informe donde se hace seguimiento de estos centros y se ha dirigido al Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, que ha pedido al Gobierno autonómico que alumnado de diversidad por aula no supere el 30 por ciento y haya medidas de discriminación positiva hacia los mismos.

Sin embargo, el portavoz de la Plataforma ha criticado que el Departamento de Educación "camina en la dirección contraria" ya que en vez de dotar a estos centros con más recursos les ha aplicado los mismos recortes, a pesar de que en ellos "la diversidad ha aumentado en tres puntos".

Otro miembro de la Plataforma, Félix Rubio, ha explicado si bien inicialmente se han detectado esos 35 centros --en su mayor parte situados en la ciudad de Zaragoza--, ahora la cifra se podría elevar a los 45, "casi todos públicos".

Además, ha indicado que los alumnos con necesidades educativas específicas son inmigrantes que no conocen el idioma o que se incorporan al sistema educativo sin haber estado escolarizados o con un nivel de dos a cuatro cursos inferiores, así como escolares de minorías étnicas o con especiales dificultades familiares.

REFUERZOS

Rubio ha sostenido que estos escolares requieren de "apoyo educativo" y "si no hay refuerzo en profesorado y medios materiales es difícil" poder atenderlos adecuadamente con mediante desdobles y otras acciones.

A su entender, los centros deberían ser "reflejo social" de los lugares donde están emplazados, pero "eso no ocurre así" y en una misma zona hay algunos con altos porcentajes de diversidad, de hasta el cien por cien, y otros con muy bajos.

Por eso, ha reclamado, junto con el Consejo Escolar de Aragón, el Justicia de Aragón, la Comisión Europea y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), reducir esos porcentajes y que no sobrepasen el 30 por ciento.

Asimismo, mientras se logra el "reequilibrio", se dote a esos colegios de "más apoyo, más profesorado, aulas de español para inmigrantes" y de otras medidas, en vez de recortar las plantillas cerca del ocho por ciento el próximo curso, igual que la media de centros, cuando estos "no lo pueden soportar de la misma manera" por su situación específica.

De esta forma, "la calidad educativa y la atención caen y los centros se convierten en lo que nadie desearía", impidiendo la integración de estos alumnos, como se manifiesta desde la OCDE o la Comisión Europea tras la "experiencia negativa" en otros países europeos.

FALSEDAD

Este miembro de la Plataforma también ha lamentado la "falsedad" de la consejera de Educación, Dolores Serrat, por responder a una sugerencia del Justicia de Aragón --que pedía reequilibrar el reparto de alumnos y reforzar los centros que superan determinado porcentaje de diversidad--, que "todos los centros están dotados de los recursos materiales y humanos necesarios".

Rubio ha opinado que Serrat "allí miente de manera clara", además de criticar el argumento de la consejera de que prima la elección de centro sobre cualquier otro criterio, algo que ha achacado a la "derecha española rancia y anquilosada en el pasado".

En este sentido, ha asegurado que supone ir "en sentido contrario" a los informes de la OCDE y la Comisión Europea e ignorar la Ley Orgánica de Educación (LOE), que prioriza la equilibrada distribución sobre otros criterios, para favorecer la integración y la cohesión social, ha esgrimido Rubio, que ha abogado por establecer en los centros una proporción de alumnos con necesidades específicas similares a las del barrio o ámbito social.

También ha defendido que igual que se fija un número máximo de alumnos por aula, se puede establecer un número máximo de diversidad. La Plataforma ha remarcado, igualmente, que va a realizar un seguimiento de estos centros y pedirá comparecer en las Cortes de Aragón para informar de la situación.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies