Ministerio de Justicia y Gobierno de Aragón solucionarán los problemas del Palacio de Justicia de Teruel

Actualizado 18/08/2009 18:48:28 CET

TERUEL, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Justicia y el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón solucionarán los problemas del Palacio de Justicia de Teruel que se encuentra en obras para su ampliación. El director general de Administración de Justicia del Ejecutivo aragonés, José Borrás, visitó hoy las obras y se reunió con los trabajadores del Juzgado. Tras la visita, Borrás aseguró a los medios que ambas instituciones harán pública la solución en los próximos días.

Según declaró Borrás a los medios de comunicación, "los problemas están en vías de solución. Llegar a un acuerdo para solucionar todos los problemas es la mejor vía a la que podemos llegar ambas instituciones".

Aún así, Borrás aseguró que "estos pequeños incidentes", en referencia a las quejas de los funcionarios por la falta de climatización del edificio o por la paralización de las obras por encontrarse en los mismos espacios que los trabajadores, "son pecata minuta, no hay que tenerlos en cuenta".

Según dijo a partir de ahora "tenemos que fijarnos en la finalidad de la obra porque Teruel va a duplicar su espacio en dependencias judiciales que, serán dignas".

El director general afirmó que las obras del Juzgado no se han paralizado, sino que los obreros se centraron en otros lugares del edificio. Borrás señaló que esto no va a retrasar las obras, cuyo final está previsto para el próximo mes de octubre.

Respecto a la solución, y aunque no pudo avanzar demasiado, indicó que "hemos llegado a un acuerdo con los funcionarios para que se ubiquen en otras dependencias, donde no haya polvo", y las obras podrán seguir en sus despachos habituales. Algo que sucederá "en un par de días", calculó.

En lo que se refiere a la climatización del edificio que, se ha resuelto provisionalmente con la instalación de sistemas portátiles de refrigeración, Borrás señaló que "hemos hablado con el arquitecto del Ministerio y se han hecho unos planteamientos de climatización que deben trasladarse al Ministerio para ver si se pueden realizar. Yo se lo trasladaré al Consejero y al Viceconsejero para poder llegar a un acuerdo".

Ese acuerdo podía significar la climatización "de todo, de parte o de todo lo que se pueda en el edificio". En el caso de que fuera completa, se retirarían los aparatos portátiles. En caso de que la climatización fuera parcial, se complementaría con los denominados 'pingüinos'. Aún así, Borrás no quiso avanzar más porque esa decisión conjunta todavía ha de tomarse.

Finalmente, Borrás destacó que el final de las obras no perjudicará la puesta en servicio del Tercer Juzgado de Teruel cuya entrada en vigor está previsto para el próximo 30 de diciembre.