El Movimiento Rural Cristiano de Monegros instala mesas informativas en Huesca para difundir sus proyectos

 

El Movimiento Rural Cristiano de Monegros instala mesas informativas en Huesca para difundir sus proyectos

Actualizado 05/10/2007 13:10:32 CET

HUESCA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Rural Cristiano de Monegros, en su décimo aniversario de colaboración con Nicaragua, instalará una mesa informativa en los Porches de Galicia de Huesca hoy y mañana. De esta forma celebra 10 años de cooperación solidaria con la ciudad de Ocotal (Nicaragua). Un trabajo que se iniciaba pocos meses antes de la tragedia del huracán Mitch (1998).

Con el objetivo de difundir los numerosos proyectos que este movimiento lleva a cabo, gracias a la colaboración económica de instituciones y particulares, la organización instalará un stand informativo este viernes, de 16.00 a 20.00 horas y el sábado, de 10.00 a 14.00 horas en los Porches de Galicia.

A través de un comunicado, la organización invita "a todos los oscenses a que se acerquen a nuestro expositor para que puedan conocer por boca de nuestros voluntarios la labor humanitaria que llevamos a cabo en el barrio Roberto Gómez de Ocotal, una ciudad de 40.000 habitantes situada a unos 225 kilómetros de Managua y a 30 de Honduras".

La campaña persigue sobre todo incrementar el número de niños y niñas apadrinados que se ha conseguido en estos años, ya que este es uno de los pilares fundamentales de la organización. Hoy por hoy ya suman más de 250 apadrinados de familias necesitadas.

El sistema se basa en la ayuda directa al niño beneficiado. El padrino aporta una cuota de 18 euros al mes de los que 9 se entregan directamente a la familia del apadrinado en forma de un bono canjeable exclusivamente por alimentos, material escolar y productos básicos que deben adquirir, además, en una serie de establecimientos del barrio con los que existe un acuerdo de colaboración.

La otra mitad de los 18 euros se destina a fondos generales del proyecto para desarrollar las acciones en beneficio de toda la comunidad, tanto de las familias que tienen la suerte de tener un niño apadrinado como de las que no la tienen.

El padrino, además, tiene plena libertad para mantener un contacto directo con el niño, si lo desea. En algunos casos, cuando el beneficiado crece, estos bonos alimenticios se transforman en becas de estudio.

Aparte del programa de apadrinamientos, la labor solidaria se extiende también a otras áreas como la educación, la cultura, la atención socio-sanitaria y los proyectos agroganaderos. Así, colaboran con cuatro preescolares en los que se atiende a 270 niños y niñas, aportando alimentación y ayuda económica para doce educadoras.

También se ha construido en Ocotal un centro de salud que presta asistencia gratuita a una población de 8.000 habitantes de los barrios Roberto Gómez, Hermanos Zamora, Noel Weelock, 26 de Septiembre y Cristo del Rosario.

Este año, además, han inaugurado una Casa de Cultura que lleva el nombre de 'Monegros' y que cuenta con biblioteca, telecentro, aulas de formación o sala de reuniones para jóvenes, lo cual ha supuesto una inversión de 35.000 dólares en dos ejercicios.

Hay otros proyectos como la alfabetización de adultos, especialmente de mujeres, el apoyo económico a la asociación de niños discapacitados 'Los Pipitos' o un programa agrícola con el pueblo indígena de Mozonte.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies