La mujer acusada de la muerte de dos de sus hijas se declara inocente

248053.1.644.368.20141203200056
Vídeo de la noticia
Actualizado 04/12/2014 11:25:52 CET

ZARAGOZA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La mujer que ha ingresado en el centro penitenciario de Zuera (Zaragoza) como posible responsable de la muerte de dos de sus hijas y por la tentativa de asesinato de otra de ellas, todas menores de edad, se ha declarado inocente este miércoles, 3 de diciembre, durante su comparecencia ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza.

Su letrado Pedro Pascual, ha explicado en declaraciones a Europa Press que su cliente, I.B., de 26 años, "aduce que no sabe lo que ha pasado" y se ha declarado inocente. La declaración ha sido efectuada en presencia del abogado y con la asistencia de un intérprete puesto que esta persona es marroquí y solo habla árabe.

El testimonio se ha prolongado durante unos 45 minutos y Pedro Pascual ha manifestado que la ha visto "afligida". Por otra parte, ha indicado que los resultados de la autopsia realizados a la bebé de tres meses fallecida el pasado 21 de noviembre "son preliminares" y "faltan datos por dilucidar".

La defensa también ha apuntado que este jueves tiene previsto reunirse con el marido de la mujer. Esta última lleva seis años viviendo en España y ha pasado esta mañana a disposición judicial, tras ser detenida esta misma semana. La juez, tras oír su comparecencia, ha dictado este miércoles auto de prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Las investigaciones policiales se iniciaron el pasado 21 de noviembre cuando se produjo el fallecimiento de una niña de apenas tres meses de edad. La menor había sido trasladada por su madre al centro de Salud Las Fuentes Norte de Zaragoza desde el domicilio familiar.

Según las investigaciones policiales, en julio de 2011 falleció otra de las hijas, también de tres meses de edad, mientras que en marzo de 2013 estuvo a punto de morir una tercera, cuya custodia ha sido retirada a su familia por el Servicio de Menores de la Diputación General de Aragón.

SORPRESA

Una de las vecinas de esta pareja ha explicado en declaraciones a Europa Press que el barrio de Las Fuentes de Zaragoza, donde reside el matrimonio, ha sufrido un "choque" al conocer la noticia. "No lo esperábamos", ha apuntado, un vecindario en el que "somos bastante sociales y no nos metemos ni con unos ni con otros".

Además, ha relatado que llevaba unos 15 ó 20 días sin ver a la mujer y, la última vez que lo hizo, ella estaba de luto por la pérdida de su bebé, que según se debía a una muerte súbita.

También ha comentado que el marido "es amable", tiene una tienda de reparación de calzado y copias de llaves y saluda habitualmente, "siempre dice hola y adiós", pero la mujer "solo habla árabe".

Esta vecina ha afirmado, asimismo, que a la primera niña, "de un año y medio", la veía con su madre ya que está última la vestía y le ponía en la silla en el patio de vecinos. Al marido lo vio el lunes "cabizbajo, mirando al suelo" y "me extrañó".

Por su parte, otro vecino ha explicado que su mujer pudo hablar con este hombre en el centro de salud, "y estaba muy decaído, muy mal, llorando, afectado" y le dijo que se había fallecido su hija de muerte súbita, para afirmar que es "un chico muy majo, muy callado, muy servicial" y que "habla bien español.

A la mujer, "no la he visto nunca, no sé quien es", pero sí "sabía que se había muerto otra niña". Este vecino ha indicado que se ha quedado "muy chafado" al conocer lo ocurrido. "No te esperas estas cosas", nadie se imaginaba esto", ha apostillado.

INVESTIGACIÓN

La bebé muerta el pasado 21 de noviembre fue encontrada inconsciente por la abuela paterna, que se encontraba residiendo temporalmente en la vivienda, a raíz de un episodio similar ocurrido el pasado día 16 de octubre.

En esa fecha la menor tuvo que ser ingresada en el hospital donde permaneció dos semanas debido a que, tras la toma de pecho que le da la madre, el bebé estaba palideciendo y tomaba un color azulado.

Tras tener conocimiento del fallecimiento los agentes realizaron una serie de averiguaciones para determinar las causas que lo provocaron.

Estas investigaciones permitieron relacionar este hecho con la muerte, en julio de 2011, de otra de las hijas de la investigada, así como con la tentativa de asesinato de su segunda descendiente, ocurrida en marzo de 2013.

Según los partes médicos, en los tres casos las niñas, que contaban con pocos meses de vida, presentaban episodios de hipotonía, cianosis peribucal, mala coloración generalizada, vómito y emisión de una ligera cantidad de sangre por la boca.

Los agentes también pudieron comprobar que en los dos primeros sucesos las menores estaban acompañadas únicamente por la madre y que tras la primera muerte, los progenitores se negaron a que le fuera practicada la autopsia al cadáver.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Delincuencia Violenta de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Aragón. El juzgado abrió la investigación al tener conocimiento del fallecimiento la niña ocurrido el 21 de noviembre.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies