Una nube de cloro produce intoxicaciones en 15 trabajadores del Royo

 

Una nube de cloro produce intoxicaciones en 15 trabajadores del Royo

Hospital Royo Villanova de Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 04/01/2016 15:34:05 CET

Un total 21 pacientes han tenido que ser trasladados a otras zonas del centro y se han suspendido ocho operaciones

   ZARAGOZA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un error humano en el proceso de cloración del agua ocurrido este lunes, 4 de enero, en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza ha provocado afecciones a 15 trabajadores, 14 de ellos leves y que ya han sido dados de alta, y uno menos grave, que evoluciona favorablemente y ha sido trasladado al Hospital de la MAZ por considerarse un accidente laboral.

   El director gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), Javier Marión, ha explicado en rueda de prensa que a causa del incidente un total 21 pacientes han tenido que ser trasladados a otras zonas del centro y se han suspendido las ocho operaciones programadas para este lunes, que se efectuará este martes, 5 de enero.

   El fallo se ha producido cuando a las 7.30 horas de este lunes personal de mantenimiento del centro, en concreto un fontanero, ha vertido hipoclorito sódico en el depósito destinado al ácido clorhídrico.

   Marión ha apuntado que los depósitos de ambas sustancias están colocados uno a un metro de otro --en la planta sótano del bloque central del hospital-- y la mezcla ha producido una nube tóxica de cloro.

   El operario se ha dado cuenta "inmediatamente" y, junto al jefe de mantenimiento, han sacado el depósito fuera del hospital, si bien la nube ha afectado a todo el bloque, donde están situados los servicios de lencería, mantenimiento, farmacia, urgencias, bloque quirúrgico, anatomía patológica y Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

   Asimismo, "se han cerrado todas las entradas de aire al bloque y se ha procedido a ventilar todas las estancias de esa zona", al tiempo que se han desalojado todos los servicios de esa parte del hospital".

36 TRABAJADORES DESALOJADOS

   En total, se ha desalojado a 36 trabajadores, entre personal de mantenimiento, lencería, farmacia, urgencias, anatomía patológica y parcialmente la UCI.

   En la zona de Observación de Urgencias, se ha evacuado a 18 pacientes, que se han trasladado a la planta primera, que había estado cerrada hasta este viernes por "unas pequeñas obras de adaptación" y los tres pacientes que había en el bloque quirúrgico preparados para ser intervenidos han vuelto a sus plantas, ha relatado Marión.

   De los cinco pacientes que había en la UCI, dos estaba con respiración asistida, por lo que han permanecido allí, y otros tres se han llevado a una zona aledaña "que estaba más ventilada", ha agregado el gerente del Salud, que ha aclarado que este servicio está en la última planta del bloque central.

   El fontanero que se ha equivocado en el proceso de cloración del agua "se encuentra bien" porque llevaba "el equipo de protección individual (EPI) adecuado para hacer este tipo de actividad", ha precisado Marión, quien ha señalado que "hace un rato he estado hablando con él y está perfectamente".

   El trabajador que ha resultado más afectado ha sido el que estaba más cerca de él y "que le ha ayudado a sacar el depósito", ambos miembros del servicio de mantenimiento del centro hospitalario.

NIVELES DE TOXICIDAD

   El gerente del Salud ha comentado que al tiempo que se realizan estas medidas se ha llamado a los bomberos, que han realizado una medición de los niveles de toxicidad del aire. "A las 10.00 horas, nos han indicado que las condiciones de los servicios afectados eran adecuadas" para trabajar con normalidad y que "el aire estaba totalmente libre de cualquier tóxico".

   Esto ha llevado a reanudar la actividad "de manera normal" en el hospital, si bien "se ha decidido suspender las intervenciones quirúrgicas que estaban previstas para hoy" por "razones de organización más que de seguridad", ha apostillado el gerente del Salud. La operaciones programadas eran de cirugía general, Traumatología y Urología.

TRABAJADORES HERIDOS

   Marión ha indicado que ha tenido lugar una consulta extraordinaria de salud laboral para los trabajadores afectados, donde se han atendido a 15 personas, de las cuáles 14 han sufrido afecciones leves y uno de ellos menos grave.

   Según ha apuntado, el cloro en forma de gas "produce irritación de las mucosas con las que entra en contacto", en este caso, las respiratorias, produciendo síntomas como falta de aire e irritación, y las mucosas oculares, generando lagrimeos.

   Los 14 heridos leves han sido dados de alta "inmediatamente" y el menos grave ha sido trasladado al Hospital de la Mutua de Accidente de Zaragoza (MAZ) por considerarse un accidente laboral.

   Además, se ha informado de lo ocurrido a los representantes de los trabajadores, el servicio de Prevención de Riesgos Laborales va a investigar lo ocurrido y este martes se convocará a la Junta de Personal para darles a conocer lo que ha pasado y "despejar las dudas que pueda haber", ha relatado Marión.

   El gerente del Salud ha manifestado que "en el momento en que se ha conocido la situación, se ha puesto en alerta a toda la organización del Salud, en especial a los hospitales Clínico y Miguel Servet y 061 por si hubiera sido necesario evacuar a pacientes a otros centros".

   Asimismo, el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, ha acudido al Royo Villanova y ha estado "viendo cuál era el alcance de la situación".

   Marión ha agradecido y resaltado "el trabajo que ha realizado el personal de la casa, que desde el primer momento se ha volcado en la atención a los enfermos, en desplazarlos y ponerlos en una situación de seguridad; su comportamiento ha sido ejemplar y esto ha supuesto que el incidente haya pasado prácticamente desapercibido para la mayor parte de los pacientes del hospital".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies