La nueva Ordenanza de Protección Animal combatirá el abandono y maltrato con el registro del ADN de perros

Alberto Cubero, este viernes en rueda de prensa en el Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Publicado 19/01/2018 13:18:54CET

ZARAGOZA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La nueva Ordenanza de Protección Animal combatirá el abandono y el maltrato con nuevas medidas como el registro del ADN de los perros de la ciudad. El texto, al que se han presentado más de 40 votos particulares, se debatirá y aprobará el próximo lunes, 22 de enero, en la Comisión de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza.

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, ha explicado en rueda de prensa que con esta nueva ordenanza desean que Zaragoza "siga siendo una ciudad referente en las políticas animalistas" y en la defensa del bienestar y los derechos de los animales.

La aprobación del texto fue "un hito" en la anterior legislatura, ha subrayado Cubero, para indicar que también lo será la actual propuesta, que contempla acciones como la prohibición expresa de que en la ciudad se instalen circos con animales, tras dos años aplicando esta medida por decreto.

La ordenanza se basa en tres líneas de actuación. La primera, "avanzar en la lucha contra el abandono y el maltrato animal". Para ello, será obligatorio identificar con ADN a los perros y "se hará desde lo público", en colaboración con el Colegio Oficial de Veterinarios, la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, ha dicho Cubero.

De este modo, cuando los dueños lleven a sus mascotas a vacunar al veterinario, se cogerá una muestra de sangre que servirá para registrar el ADN del animal. Se calcula que en la ciudad hay unos 55.000 perros en hogares en los que se convive con animales.

El consejero ha detallado que el Centro Municipal de Protección Animal recoge cada año a 700 perros abandonados y un diez por ciento son camadas. En este momento "somos incapaces de localizar a sus dueños", pero el ADN permitirá encontrar a estas personas que abandonan a los canes.

También "facilitará acabar con los casos en que a los animales se les arranca el chip y se abandonan", dado que el ADN es una prueba "infalible", ha recalcado, para advertir de que con esta medida no se plantea, de momento, proceder a analizar las heces de los perros que las personas no recogen de la calle para sancionarles por incumplir la ordenanza de limpieza, si bien se podría contemplar en próximos años.

MEJORAR LA CONVIVENCIA

La segunda línea de actuación se centra en mejorar la convivencia con los animales, ampliando las horas y espacios de suelta; mientras que el último eje se propone que Zaragoza sea una ciudad que proteja a sus animales. Así, se permitirá que en caso de catástrofes, como riadas, los bomberos puedan acceder a las viviendas para rescatar a las mascotas y proteger su vida.

Otros puntos que se debatirán este lunes serán la salida dos veces al día de los perros --exceptuando los cachorros sin vacunar-- o la identificación de gatos domésticos mediante chip, al igual que los canes.

El nuevo texto también añade prohibiciones como el depósito de productos tóxicos o azufre en la vía pública y, entre las novedades, se incluye un teléfono gratuito de marcación abreviada de información, asesoramiento y denuncia de cualquier acción de violencia o maltrato animal.

En cuanto a la posibilidad de que los perros de gran tamaño puedan viajar en autobús junto a sus dueños, el consejero ha comentado que se trata de un voto particular presentado por un grupo y que se está analizando si técnicamente es posible.

"Esperamos que se apruebe por unanimidad y que permita a Zaragoza seguir siendo un referente en la defensa de los animales", ha concluido Alberto Cubero.