Obras Públicas ultima el dispositivo de vialidad invernal de la carretera A-2606 en Panticosa

Reunión en Panticosa para analizar el dispositivo de vialidad invernal
DGA
Actualizado 05/07/2015 7:13:30 CET

HUESCA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón está en pleno proceso de planificación de la próxima campaña invernal para reducir al mínimo posible las afecciones circulatorias por causas climatológicas en los viales especialmente sensibles a padecerlas. Uno de ellos es la carretera A-2606 que da acceso al municipio de Panticosa.

El director general de Carreteras, Miguel Ángel Arminio, ha mantenido este jueves una reunión en el Ayuntamiento de la localidad oscense para ultimar y coordinar el próximo dispositivo de vialidad invernal de la A-2606 con todas las partes implicadas.

Al encuentro ha asistido el alcalde del municipio, Ricardo Laguna Belío, así como representantes del balneario, Guardia Civil, Dirección General de Interior del Gobierno de Aragón, Espacio Portalet o Aramón, entre otros.

El encuentro ha servido para sentar las bases de la labor a desarrollar en la próxima campaña invernal. El director general de Carreteras ha explicado que "es una reunión en la que todos los actores que pueden tener alguna actividad de protagonismo de actuación en la vialidad invernal nos sentemos juntos y veamos la forma de acometer una nueva vialidad con unos medios mejor coordinados y unos recursos humanos mucho mejor informados", ha resaltado.

La reunión mantenida y las actuaciones conjuntas planificadas atienden al convenio de colaboración entre el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Panticosa y la sociedad Panticosa Resort.

En virtud del mismo, el Ejecutivo autónomo se compromete a coordinar las labores de limpieza invernal de las vías mediante las brigadas de carreteras y la maquinaria específica contemplada dentro del operativo de vialidad invernal que se organiza para cada campaña, mientras que el consistorio y la citada sociedad pondrán a disposición del Gobierno regional las personas y la maquinaria que destinan habitualmente a estas tareas.

Se trata, en definitiva, de establecer las actuaciones "conjuntas y perfectamente" planificadas para acometer las incidencias de la climatología en ese vial.

MÁS EFICACES

Miguel Ángel Arminio ha asegurado que "la coordinación de medios nos ha hecho ser mucho más eficaces. Lo hemos podido comprobar en las actuaciones más importantes, aquellas con mayor cantidad de nieve acumulada, en donde por parte del Ayuntamiento y del balneario se ha contribuido a que el corte de la carretera y el tiempo preciso para reponer el tráfico y las medidas de seguridad necesarias fuera menor", ha detallado.

Una de las novedades que se está materializando es la ampliación de una de las estructuras antialudes existentes en la carretera A-2606, que estará disponible en el inicio de la próxima campaña de vialidad invernal.

El citado vial de acceso al balneario de Panticosa dispone, en la actualidad y en su tramo final, de tres estructuras antialudes alineadas. Para reforzar la protección que ejercen se han iniciado los trabajos para prolongar la estructura superior, la última, que se encuentra ubicada en el kilómetro 9+154, ampliándola por los dos lados (6,30 metros de ampliación a cada lado) de modo que se canalice, mediante muros de hormigón sobre la losa de la estructura y la escollera del terreno, la posible avalancha y dirigirla así hacia los salvaaludes inferiores. Supone una inversión superior a los 262.000 euros.

Estos trabajos se suman a los que se están materializando en la carretera A-139. Allí se está ejecutando la construcción de una estructura antialudes en el tramo comprendido desde Benasque hasta el Hospital de Benasque, en el punto kilométrico 67+500, inmediatamente después del desvío al valle de Vallibierna.

El proyecto incluye una estructura de hormigón con una longitud total de 69,70 metros. A ambos lados, además de en el extremo izquierdo de la carretera, se construirán aletas de acompañamiento formadas por muros de contención de hormigón armado ejecutados "in situ", con alturas que podrán oscilar entre los 8,70 y los 2,50 metros. En este caso la inversión supera los 815.000 euros.

Se trata, en definitiva, de materializar el acuerdo de colaboración y ejecutar las actuaciones que pretenden minimizar al máximo posible las afecciones circulatorias que se producen en la época invernal. Un período especialmente sensible y para el que el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes está poniendo medios para reducir los efectos de la climatología extrema en la red viaria aragonesa.