La Oficina de Información al Consumidor aconseja ante el 'Black Friday'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La Oficina de Información al Consumidor aconseja ante el 'Black Friday'

Ordenador
PIXABAY
Publicado 24/11/2016 16:14:55CET

ZARAGOZA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Zaragoza ofrece una serie de consejos para que los derechos de los consumidores no se vulneren ante la previsión de incremento de las compras en Navidad, y con motivo del 'Black Friday'.

Desde la OMIC se proponen una serie de precauciones ante compras en establecimientos, pero sobre todo ante compras on line. En este sentido, se considera una opción segura disponer de una cuenta PayPal para las transacciones a través de Internet.

Asimismo, se propone visitar previamente páginas web especializadas en los productos que se quiere adquirir para conocer en profundidad cuáles son los que más se ajustan a las necesidades, como por ejemplo en el caso de tecnología.

Las empresas de comercio electrónico que operan en España tienen la obligación legal de publicar en su página web los datos referentes a su denominación social, NIF, dirección postal y datos de contacto.

En las plataformas como eBay o similares, donde las transacciones se realizan entre particulares, es importante mirar las calificaciones del vendedor y las opiniones de otros usuarios.

Conocer su reputación proporciona cierta garantía y en caso de duda, lo mejor es comunicarse con el vendedor a través de sus datos de contacto.

TRANSACCIÓN SEGURA

Cuando se compre a través de Internet se deben tomar las mismas precauciones de seguridad que cuando se hacen transacciones bancarias; es decir, usar conexiones seguras y tener un software de seguridad o antivirus en el dispositivo desde el que se efectúe la compra.

Antes de introducir datos bancarios se debe comprobar que la web cuenta con el debido certificado de seguridad. En la barra superior del 'http://' se debe transformar en 'https://' si los datos están siendo cifrados y, por tanto, se encuentran protegidos.

FORMAS DE PAGO

La Ley General para la defensa de Consumidores y Usuarios prohíbe que se añada un recargo por utilizar un método de pago específico. La tienda online debe brindar la opción de pagar de la forma que más convenga al consumidor (con tarjeta de crédito o débito, por transferencia, vía PayPal, entre otras), sin que esto implique un coste extra.

"Nunca se deben compartir datos bancarios a través de correos electrónicos, ni facilitar el PIN o clave de la tarjeta, si bien sí que es común que se solicite en número CVV que se encuentra al dorso de la misma", ha precisado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Es importante guardar toda la documentación referente a la transacción, porque puede ser relevante en caso de reclamación.

PLAZOS Y CONDICIONES DE ENTREGA

Las condiciones de entrega deben especificarse a lo largo del proceso de compra. Si no se indica, para compras por Internet el plazo máximo de entrega es de 30 días.

Si el vendedor no puede cumplir con el plazo de entrega establecido, tiene obligación de notificarlo. En ese caso se puede decidir si se sigue adelante con la operación o si se cancela, con la consiguiente devolución inmediata del dinero.

La Ley General para la Defensa de los Consumidores también establece que, en caso de retraso injustificado, se le pague el doble de lo abonado.

La Ley protege los derechos a desistir de la compra en el plazo de los 14 días. Si la información sobre desistimiento no está disponible en la web, o no se ha comunicado al hacer la compra, el plazo se amplía hasta 12 meses, sin que implique ningún tipo de penalización o gastos adicionales.

Si no se indica previamente claramente que en caso de devolución los gastos de envío corren por parte del comprador, el vendedor tendrá que ocuparse de los mismos.

GARANTÍAS

Cuando se compra a través de Internet, los productos o bienes adquiridos están protegidos por las mismas garantías que si hubiesen sido comprados en una tienda o comercio físico.

Al recibir un producto, se debe comprobar el estado en el que llega el paquete. Si estuviese dañado o golpeado, se puede devolver, indicando el motivo, o firmar el acuse de recibo de la mensajería, dejando constancia escrita de que presenta daños exteriores visibles.

Si surge algún problema, el primer paso es tratar de resolverlo a través del servicio de atención al cliente del vendedor. Si no se llega a una solución, se debe solicitar la Hoja de Quejas y Reclamaciones de la Comunidad Autónoma y acudir a la OMIC.

Si se sospecha que se ha sido víctima de un delito en Internet se debe denunciar en la comisaría de Policía. Además, la Guardia Civil cuenta con el "Grupo de Delitos Telemáticos" dedicado a perseguir cualquier tipo de fraude a través de la Red. Se puede hacer la denuncia on line.

DESCONFIAR DE LOS CHOLLOS EXCESIVOS

Ante los precios ridículamente atractivos lo mejor es desconfiar, ya que puede tratarse de un error o un fraude. Ante esto, lo mejor es buscar referencias del vendedor antes de hacer el pago para evitar ser víctima de un estafador.

Si la oferta es de un comercio reconocido, lo más probable es que se trate de un error. Aunque se pague, si no se ha recibido el producto comprado el comerciante podría intentar paralizar el proceso de compra-venta explicando que ha sido un malentendido. En este caso, existe la opción de presentar una reclamación ante los Organismos de Consumo.

Al realizar compras en los establecimientos, se debe comprobar que en la entrada principal, ostenta el Logotipo de Arbitraje Consumo.
En caso de cualquier duda, los consumidores y usuarios pueden acudir a la OMIC de Zaragoza, con asesoramiento e información gratuita, sobre los derechos y cómo se debe cumplimentar la hoja de reclamaciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies